Cuatro personas más han sido vinculadas a la investigación por el asesinato del presentador Efraín Ruales.

La audiencia se realizó la mañana de este martes en la Unidad Judicial Penal Norte 2, ubicada en el centro comercial Albán Borja, en el norte de Guayaquil.

La Fiscalía detalló que ahora se procesa a Juan R., quien habría robado el 6 de enero en Guayacanes el carro Vitara azul, usado para vigilar y matar a Ruales el 27 de enero, cuando salía del gimnasio.

Juan R. habría además cambiado la placa del automotor por una clonada que pertenece a un carro similar matriculado en la provincia de Manabí. Él ya permanece preso desde hace un mes.

Publicidad

Karla M., la novia de alias Casquete, otro de los detenidos meses atrás, fue vinculada también al caso y la detuvieron en la diligencia de este martes a la que acudió a dar su versión. Ella supuestamente habría participado en la quema del vehículo que se produjo después del crimen en el suburbio de Guayaquil. El carro fue abandonado por una pareja, que tras prenderle fuego, huyó en moto.

Karla estuvo presente en el departamento en La Valdivia, en el sur de Guayaquil, cuando se detuvo a alias Casquete, 10 días después del crimen (5 de febrero). Entonces no sabía la Fiscalía de la participación de la mujer por lo que fue liberada el 6 de febrero, pero esta semana se legalizó su detención y se la trasladó a la cárcel de mujeres.

Según el fiscal Víctor González, ella conocía los planes del crimen y de la participación de su pareja, quien condujo el Vitara azul el día del asesinato y vigiló a la víctima días antes de su muerte.

Casquete sigue preso en la cárcel 4 de Quito por seguridad, pues habría sido amenazado, pero la Fiscalía va pedir su trasladó a Guayaquil en los próximos días, pues el hombre de 18 años no ha colaborado con la investigación.

Este martes también se vinculó a Jorman V., alias Veloz, quien habría sido el que planificó el crimen y organizó a los ejecutores. Él fue detenido la semana pasada durante varios allanamientos en los que cayeron otros miembros de su organización.

Según la tesis de la Fiscalía, él recibió una llamada de la cárcel de Guayaquil para que organizara el atentado contra el conductor de televisión que recibió un disparó en el pulmón y quien se desangró en su carro.

Publicidad

La información en los celulares de alias Casquete, Alvarito y Ñorqui (involucrados en el crimen) permitieron identificar a Veloz, debido a que los mensajes entre ellos revelan las reuniones, la planificación del asesinato, valores a depositar en las cuentas, entre otros detalles.

La Fiscalía utilizó a un ‘agente encubierto’, que se introdujo en la organización para obtener información y quien realizó varias compras de droga a los integrantes de la banda.

Por último, el juez Reinaldo Cevallos aceptó la vinculación de otro hombre conocido como Aarón A., quien supuestamente se deshizo del arma de fuego usada en el crimen en un ramal del estero, en la isla Trinitaria.

Alvarito, quien haló el gatillo

Álvaro C., fue detenido el 3 de marzo en Rioverde, Esmeraldas, tiene 22 años y está en la Penitenciaría desde su detención. En su primera versión de los hechos en la Fiscalía del Cuartel Modelo admitió haber halado el gatillo, dijo que “se les pasó la mano” y que los habrían contratado para asustar a Ruales.

Ñorqui ya está en su casa y es cuidado por la Policía

Ñorqui, de 17 años, hasta hace 15 días permaneció en la Cárcel 4 de Quito, ahora está con medidas socioeducativas en la casa de sus padres, en el Guasmo sur. Un juez de menores ordenó su salida de la cárcel y ahora la Policía lo cuida las 24 horas del día.

No solo existe el peligro de que el menor de edad, a quien se lo relaciona con tres muertes, se escape sino que los otros integrantes de la banda lo quieran matar para que no hable.

El juez de menores no solo tomó la decisión de sacar de la cárcel a Ñorqui, sino que lo llevaría a juicio por la muerte de Ruales, pero al ser menor de edad sería juzgado como tal y podría pasar solo 8 años en prisión.

Alias Choclo no quiere hablar

Carlos M., conocido como Choclo, quien es hermano del fallecido Geovanny M., alias el Gorras, y actual líder de la banda de Los Lagartos desde la Penitenciaría del Litoral. La Fiscalía presume que Choclo fue quien llamó a Veloz para ordenar el crimen.

Choclo está detenido desde el 2012 por asesinato y habría sido contactado por el autor intelectual, quien pagó a la banda por el atentado.

Él ha guardado silencio desde que fue vinculado al caso. (I)