El estado de excepción con toque de queda de 01:00 a 05:00 en la provincia de Santa Elena, decretado por el presidente Guillermo Lasso, genera reacciones diversas en la población.

El sector turístico está en desacuerdo con la restricción de movilidad, ya que considera que afecta sus actividades a puertas de un feriado, el de Semana Santa, expresó Luis Tenempaguay, vicepresidente de la Cámara Provincial de Turismo de Santa Elena. El dirigente manifestó que la medida debería ser focalizada en las zonas críticas.

Como una de las medidas urgentes dispuestas por el presidente de la República, Guillermo Lasso, frente a la inseguridad que azota al país, el estado de excepción rige desde este domingo, 2 de abril, por 60 días, en Santa Elena, Los Ríos y en la Zona 8, integrada por Guayaquil, Durán y Samborondón, en Guayas. En todas está vigente la misma franja horaria.

Publicidad

Pero en Santa Elena creen que la disposición afectará al turismo, un sector que se ha visto golpeado desde la llegada de la pandemia del COVID-19, en 2020.

Por ello, en esta semana prevén entregar un manifiesto a la Gobernación.

Porte de armas de uso civil para defensa personal y toque de queda en la Zona 8, Santa Elena y Los Ríos, entre medidas de seguridad del Gobierno

“El sector productivo no está de acuerdo, porque el presidente (Guillermo Lasso) debería atacar los focos infecciosos aquí en la provincia de Santa Elena. El único cantón que está en problemas es La Libertad, porque allí ha habido la mayoría de sicariatos, robos. No debería haber hecho (el toque de queda) en toda la provincia, porque va a afectar demasiado el turismo”, expresó Tenempaguay.

Publicidad

A su vez, el dirigente resaltó que en la mayoría de los balnearios de la zona norte no tienen registros de hechos violentos.

Por otro lado, las fuerzas vivas de la provincia, conformadas por colectivos, comerciantes, microempresarios, representantes barriales y otros gremios de la sociedad civil, se muestran satisfechas, porque fue acogida la petición que en marzo hicieron ante la Presidencia de la República para que se decrete el estado de excepción ante la inseguridad de la provincia.

Publicidad

Rubén Perero, presidente de la Asamblea Ciudadana de La Libertad y de las fuerzas vivas, resaltó que la petición estuvo enfocada en la declaratoria de un estado de excepción y que se puso a disposición la implementación de un toque de queda.

“Más importante es la vida humana. Y por eso, advertimos que, si en algún momento dado se da un toque de queda, habrá que aceptarlo, porque no hay otra alternativa, porque no podemos nosotros seguirnos exponiendo ante la delincuencia común”, manifestó Perero.

El vocero indicó que se solicitó, en la misiva al Gobierno, la movilización de las tres ramas de las Fuerzas Armadas, además de la Policía, para que realicen patrullajes constantes. Según el dirigente, las medidas anunciadas brindan un poco de paz y de tranquilidad a la provincia.

Este es el horario de toque de queda que regirá para la Zona 8, Santa Elena y Los Ríos

Otra petición realizada de manera formal es la asignación de 400 policías para Santa Elena, además de que se les otorguen los recursos necesarios para cumplir sus funciones.

Publicidad

Para abordar el tema de la inseguridad en la provincia, el colectivo ya mantuvo una reunión con el gobernador José Álava, a quien le solicitaron impulsar los requerimientos ante la Presidencia.

De igual manera, este mes se hará una reunión o mesa de trabajo con los presidentes de la Corte Provincial de Justicia, Consejo de la Judicatura, Fiscalía Provincial y jefes policiales a fin de solicitar explicaciones sobre la liberación de delincuentes. (I)