Este martes, 4 de octubre, se cumplen once años de la trágica muerte de María Fernanda Fernández de Córdova Flores, la universitaria de 21 años que fue atacada a martillazos por el hombre con el que mantuvo un corta relación y que luego fue conocido como el Martillador.

En esa época, el caso tuvo gran cobertura mediática e intervinieron autoridades, como en el caso de María Belén Bernal. Incluso se ofreció una recompensa que sigue vigente.

Pero ¿quién es el Martillador?

Publicidad

Roberto Eliut Campos Crespo tendría hoy 50 años. Tenía 39 años cuando mató a María Fernanda en su departamento, en Lomas de Urdesa, con 29 martillazos en la cabeza.

Este es el martillo usado por Roberto Campos Crespo para matar a su exnovia en su departamento de Lomas de Urdesa. Foto: Cortesía

De él se conoce que trabajaba como gerente de ventas de la constructora de su hermana y que el departamento en el que tenía años viviendo estaba a nombre de esa compañía.

Era soltero, no se había casado ni tenía hijos.

Publicidad

Era un hombre atlético. Campos Crespo practicaba buceo y crossfit. Fue precisamente en el gimnasio donde conoció a María Fernanda, quien también había empezado a practicar crossfit después del trabajo.

El ‘Martillador’ sigue prófugo 11 años después de asesinar a su novia en Lomas de Urdesa

Ahí empezaron una amistad y, luego de seis meses de conocerse, fueron enamorados por dos meses, dice María Flores, la mamá de la joven, que estudiaba Marketing en la Universidad Católica.

Publicidad

Flores contó que ella sí trató algunas veces a Roberto Campos, y le pareció un hombre educado y simpático, pero su hija terminó la relación cuando había notado que era celoso y posesivo.

“Un día hasta le quitó el chip del celular porque no quería que tuviera amigos”, comentó la madre de la víctima.

La mujer indicó que Crespo le estaba mandando regalos a su hija para volver a entablar una relación en los días previos al asesinato.

Cuenta que, el día que la mató, fue a buscar a María Fernanda en un carro alquilado a su trabajo, por lo que presume que había planeado atacarla si ella lo rechazaba.

Publicidad

Años atrás, cuando el caso estaba en todos los noticieros, la familia de María Fernanda fue contactada por dos mujeres que aseguraron haber sido pareja de Campos Crespo. Contaron que él ya tenía un comportamiento posesivo y violento.

Durante los últimos 11 años, Christian Flores ha recopilado algunas carpetas con copias de toda la investigación que hizo la Fiscalía. Incluso las tiene digitalizadas. Fd Ronald Cedeño Foto: El Universo

“Una de las jóvenes nos contó que había terminado con él y que el tipo le apuntó con una pistola en la cabeza para volver a ser enamorados. Esta chica fue muy inteligente y le dijo: “Sí, mi amor volvamos”, pero le pidió que la llevara a su casa porque tenía que hacer un trámite”, contó Christian Flores, el tío de María Fernanda.

Luego la familia de esta joven la mandó a Estados Unidos unos años para apartarla de Campos Crespo.

El tío de María Fernanda aseguró que la otra exnovia de el Martillador le contó que meses antes del crimen incluso había estado en el departamento donde mató a María Fernanda; y que, al notar que el comportamiento del sujeto era “raro”, había preferido alejarse.

Sospechoso de asesinar a martillazos a joven en Urdesa es llamado a juicio

“Esta era una mujer de más de 30 años; tuvo la madurez y la experiencia para detectar el peligro a tiempo. Tal vez mi sobrina fue muy inocente y cayó en su juego”, dijo Christian.

Él, durante la última década, ha recopilado algunas carpetas con copias de toda la investigación que hizo la Fiscalía. Incluso las tienes digitalizadas.

El tío de la universitaria ha sido tan minucioso que ha hecho gestiones como un investigador privado. Hasta se puso en contacto con Migración en Estados Unidos para consultar si Campos Crespo estaba en ese territorio.

Ahí le indicaron que él tenía su visa revocada y se emitió una alerta en caso de que alguna vez trate de ingresar al país con su identidad.

Ese mismo trámite lo hizo Christian en Perú. Ahí constató que el asesino de su sobrina había salido por la frontera sur horas después de matarla.

Roberto Campos Crespo hoy tiene 50 años y es buscado por el asesinato de María Fernanda Fernández de Córdova Flores. Foto: Captura de web del Ministerio del Interior

Christian Flores presume que el Martillador está en otro país con otra identidad y que pudo haber vuelto a matar o a maltratar a alguna pareja, pues cree que no es capaz de gestionar sus emociones.

“Es un celópata, un sociópata; no controla sus emociones”, dijo Flores, quien aclara que, según su análisis, Campos Crespo no es un psicópata, que estaría en sus cinco sentidos, que es consciente de lo que hace.

Para que prescriba este caso faltan aún cuatro años. La familia de María Fernanda espera que la Policía reactive esta búsqueda con la nueva tecnología que existe, porque aclaran que lo único que quieren es justicia, no venganza ni hacer daño a la familia del asesino. (I)