Una docente es procesada dentro de la investigación del crimen de Valentina Cosíos, menor de 11 años que fue encontrada sin vida en el interior de un plantel educativo de Quito, el 26 de junio de 2016.

Luego de la audiencia de formulación de cargos, el juez de Garantías Penales Máximo Ortega dictó medidas alternativas a la prisión preventiva en contra de Diana Paulina M. R. por el presunto delito de homicidio culposo. La profesora trabajaba en la institución donde la menor estudiaba.

En la diligencia, instalada de manera telemática el último 10 de junio, el juez emitió la resolución de medidas cautelares luego de la presentación de al menos diez elementos de convicción presentados por la fiscal Mayra Soria. La instrucción fiscal se extenderá por 90 días.

La procesada tiene prohibida la salida del país y de enajenar bienes hasta por 50 salarios básicos unificados, además se debe presentar cada quince días ante la fiscal del caso. El juez también prohibió a la sospechosa ejecutar actos de intimidación o persecución contra la familia de la víctima y se dispuso a la red de salud pública que se brinde apoyo psicológico a la familia de la menor Valentina.

Según los resultados de dos autopsias, la menor Valentina Cosíos, de 11 años, murió a causa de asfixia por ahorcamiento, por ello se determinó que se trató de una muerte violenta.

La Fiscalía refirió que este caso se procesa por homicidio culposo, “por infringir el deber objetivo de cuidado”, a base del inciso primero del artículo 145 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), subsumido en el artículo 27 del mismo cuerpo legal. (I)