Cinthia Caguana Duchi era la jefe de Agentes Penitenciarios de la cárcel de Mujeres de la Zona 8 desde hace dos años y fue asesinada la tarde del jueves en un bus de transporte intercantonal.

La mujer terminó su turno en el centro carcelario femenino cerca de las 18:00 y tomó el bus al pie de la Penitenciaría para dirigirse a su casa, en el cantón Milagro.

Minutos después, un sicario que viajaba en el mismo carro sorprendió a Cinthia cuando estaba dormida.

La guía, de 36 años, recibió varios disparos en la cabeza y en el tórax. Dos pasajeros que iban atrás de ella resultaron heridos, pues las balas atravesaron el asiento de la víctima y los impactaron en los brazos y las piernas.

Publicidad

El ataque se registró cuando el bus transitaba por la autopista Narcisa de Jesús, rumbo a la terminal terrestre de Guayaquil.

Las víctimas colaterales fueron trasladadas a un hospital público, donde recibieron atención médica y estarían fuera de peligro.

La cámara de vigilancia del bus captó el hecho.

El asesino estaba sentado atrás y se acercó a la primera fila, donde iba la guía.

El hombre que viajaba junto a Caguana también iba con los ojos cerrados y al escuchar los tiros se despertó y se encontró con la mujer sin vida a su lado, mientras su asesino se bajaba del bus y corría por la vía.

El conductor detuvo la unidad en cuanto escuchó las detonaciones, contaron algunos pasajeros que se asustaron. Ellos trataron de dar los primeros auxilios a los pasajeros heridos.

Publicidad

En el video se ve cómo se acercan a los heridos y les echan agua en la cara para evitar que se desmayen.

La familia de la fallecida la mañana de este viernes estaba en el Laboratorio de Medicina Legal realizando los trámites para retirar el cuerpo.

Temen hablar. Solo contaron que Cinthia había sido amenazada. Tanto miedo tienen a las mafias que operan en las cárceles que se negaban a poner la denuncia por el crimen en la Fiscalía, pero los agentes de la Unidad de Muertes Violentas (Dinased) indicaron que de no poner la denuncia no les iban a entregar el cuerpo.

Pablo Rodríguez, inspector general de la Policía, dijo que la hoy fallecida sí había notificado de las supuestas amenazas.

La víctima era madre de dos niñas, tenía 15 años trabajando en el sistema carcelario y era ingeniera comercial.

Su cuerpo fue trasladado al mediodía hasta Milagro, donde será sepultado el sábado.

En 2019, a un kilómetro de la Penitenciaría, fue acribillada otra guía penitenciaria cuando iba a su casa en una motocicleta con su esposo.

Solo entre marzo y abril seis mujeres han sido asesinadas por violencia criminal en Guayaquil.

Otros funcionarios penitenciarios asesinados

El 26 de marzo de 2018, a la entrada de la vía Perimetral con dirección a la isla Trinitaria, fue asesinada la directora de la cárcel de mujeres, Gavis Moreno de León.

La funcionaria, de 46 años, fue interceptada por desconocidos cuando iba en una camioneta, a la altura del Hospital Universitario.

Miriam Lastra Zura, guía de la Cárcel de Mujeres de la Penitenciaría del Litoral, fue asesinada el 5 de agosto de 2019. Fue atacada mientras viajaba a bordo de una moto con su esposo en el sector de Las Beatas, en el norte del Puerto Principal.

Dos personas en otra moto los seguían desde que había salido de su trabajo en el reclusorio. Una vez que le dieron alcance, uno de los ocupantes abrió fuego impactándola dos veces por la espalda. La mujer cayó y quedó tendida en el pavimento.

Dos meses después, el 16 de octubre, fue asesinado afuera de la Penitenciaría el jefe de guías de ese centro carcelario de varones.

Roque Rodríguez Tacle, de 55 años, recibió disparos en el cabeza y tórax cuando llegaba a la cárcel a tomar su turno. Estaba en su carro en el parqueadero cuando un hombre lo mató. (I)