Cuenca

La madrugada de este miércoles, 22 de febrero, se ejecutó un operativo que desarticuló una banda delictiva que se dedicaba al tráfico ilegal de migrantes, conocido también como coyoterismo.

La detención se cumplió simultáneamente en las provincias de Azuay, Los Ríos y Manabí.

Los procesos fueron liderados por las Unidades Antitrata de la Fiscalía General del Estado.

Publicidad

Migrantes ecuatorianos deportados de Estados Unidos o detenidos por patrulla fronteriza han pagado o deben pagar 1.344′660.000 dólares a coyotes

Su vocero en Azuay, Leonardo Amoroso, contó que entre los procedimientos realizados constan tres allanamientos en las parroquias rurales El Valle, San Joaquín y la ciudadela El Rosal, en Cuenca.

En uno de estos se detuvo a una mujer y se retuvieron algunas evidencias, entre ellas $ 155.507 en efectivo, distribuidos en diferentes fundas de papel en las que estaban escritos el monto y una fecha. Se presume que el dinero fue entregado por las supuestas víctimas.

En total hay seis aprehendidos, se indicó.

En una investigación previa se receptaron dos denuncias de ciudadanos que dijeron ser perjudicados.

Publicidad

Según la primera denuncia, entre julio y noviembre del 2020 se pagaron $ 15.000 para cumplir un viaje entre Ecuador y Estados Unidos, pero en la frontera con México el afectado fue deportado por el Departamento de Migración del país del norte.

La segunda revela que entre marzo y mayo del 2021 a otros se pagaron $ 15.000, pero también el traslado se truncó debido a que la Policía de República Dominicana descubrió al migrante, que volvió por sus propios medios al país.

Por ahora los imputados están a la espera de la audiencia de formulación de cargos para determinar si existen o no elementos para llamarlos a juicio.

Policía detuvo a sujeto implicado en tráfico ilícito de personas con un arma de fuego, tres pasaportes y $ 5.000, en el sur de Cuenca

Leonardo Amoroso llamó a las víctimas para que denuncien este tipo de ilegalidades que son repetitivas en la zona austral.

“El objetivo es no dejar en la impunidad estos hechos, pero muchas veces los estafadores llegan a un acuerdo” para que retiren las denuncias o que ni siquiera las coloquen ante las autoridades”, expuso el funcionario. (I)