Padre e hijo fueron asesinados con varios impactos de bala cuando se encontraban trabajando en una fábrica de hielo, donde también habitaban las víctimas.

El doble crimen ocurrió cerca de las 12:30 de este lunes 4 de julio, en el sector La Torres de la parroquia Venus de Quevedo, en la provincia de Los Ríos.

Identifican cadáveres que fueron hallados calcinados en el recinto La Marina, de Quevedo; una de las víctimas era un reconocido abogado y empresario artístico

Un tercer familiar resultó herido producto del ataque armado y se encuentra en una casa de salud de la ciudad.

Según testigos, la ráfaga de balas los alertó del suceso y al salir observaron a varios sujetos que huían en un vehículo. Sin embargo, se negaron a dar más detalles por temor a represalias, más aún con los pasquines que han circulado en Quevedo, en los que anuncian que organizaciones delictivas realizan una “limpieza” de las “lacras” que están perjudicando a la ciudad.

Publicidad

Agentes de Criminalística y Dinased realizaron las pericias correspondientes y hallaron más de 20 indicios balísticos en el lugar de los hechos.

Al sitio acudió el fiscal de turno, Felipe García, quien se negó a dar información a la prensa sobre el ataque, posteriormente ordenó el levantamiento de los dos cadáveres que fueron trasladados a la morgue de la ciudad.

La Policía realizó un operativo con allanamientos a los domicilios adyacentes al sector donde ocurrió el hecho de sangre, para recabar más información, ya que en el lugar no hay cámaras de vigilancia que hayan grabado el suceso y que los videos sirvan como evidencia.

Con estas dos muertes ya suman 85 los crímenes en el Distrito Quevedo-Mocache, según datos que maneja la Policía.

Publicidad

Jefe policial de Quevedo cuestiona a fiscal por no formular cargos contra dos supuestos microtraficantes; pese a las evidencias, los aprehendidos quedaron en libertad

El doble crimen se registró un día después del hallazgo de dos ciudadanos que fueron calcinados por sus verdugos y luego abandonados a un costado de la vía que conduce hacia el recinto La Marina de la parroquia rural San Carlos de Quevedo.

Las víctimas en este suceso fueron un abogado y empresario de la ciudad identificado como Jorge Morales, quien fue decapitado, y Ángelo Macías, quien fue reconocido por sus parientes. (I)