El Municipio de Cuenca quiere administrar el Centro de Privación de Libertad (CPL), ubicado en la parroquia Turi. En la sesión del Comité cantonal de Operaciones Emergentes (COE) realizado el martes se planteó este tema, pero bajo dos condiciones.

Una de esas es que el Gobierno nacional les dé los recursos para ese centro y se lo vuelva regional y no nacional como es actualmente.

En todo el Ecuador el manejo de las cárceles está a cargo del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI), pero este martes el alcalde de la ciudad y presidente del COE, Pedro Palacios, planteó que ellos, como Municipio, quieren hacerse cargo de este espacio porque han visto que hay serios problemas en su manejo.

En vista de que dirigir un centro carcelario no es fácil, Palacios planteó al Gobierno nacional dos condiciones: que les dé los recursos respectivos y “siempre y cuando el CPL de Turi sea regional”.

Publicidad

Asimismo, volvió a insistir en que paren los traslados, según sus palabras, “injustificados”, sin un análisis criminológico previo para determinar su nivel de peligrosidad y vínculo con bandas delictivas.

En Cuenca hay objeciones porque años anteriores se han enviado detenidos de las cárceles de Guayaquil y otras zonas a Turi. Estos traslados se han producido tras disturbios o enfrentamientos entre bandas.

Sobre el pedido efectuado por el Municipio, el coordinador zonal 6 del Ministerio de Gobierno, José Jara, afirmó que el planteamiento de Palacios no es factible porque esa es una competencia nacional, específicamente del SNAI.

Pero que en el marco del estado de excepción gestionará que lleguen recursos para mejorar las condiciones técnicas y administrativas de este lugar, que acoge a cerca de 2.600 personas privadas de la libertad de diferentes provincias.

En cuanto a los traslados, aseguró que esa es una decisión autónoma de los jueces penitenciarios que tienen total libertad de acción y no pueden ser interferidos desde el poder Ejecutivo.

Sobre la declaratoria del estado de excepción y su incidencia en Azuay, el comandante zonal de Policía, Rafael Pérez, comentó que esto les servirá para mejorar la coordinación con otras instituciones manteniendo sus competencias. (I)