Un hombre fue detenido la mañana de este miércoles en los exteriores de la Unidad Judicial Multicompetente de Naranjal tras emitir una alerta de bomba.

El sujeto había ingresado a un cíber ubicado frente al edificio judicial y llamó al ECU911 de Samborondón para avisar de la presencia de un supuesto explosivo en el lugar.

Rápidamente el edificio fue desalojado y hasta se cerraron las puertas de la dependencia judicial para buscar algún objeto sospechoso.

Pareja llegaba a su casa y antes de entrar fue acribillada por sicarios

Hasta las calles fueron cerradas por algunos patrulleros. Esto causó pánico en la zona. Poco después se detuvo a un hombre que estaba en los bajos de la Fiscalía gracias al rastreo de la llamada.

Publicidad

El fiscal César Peña indicó que el hombre aparentemente quiso evitar que se instale una audiencia en la que se iba a determinar una herencia.

‘Jean Carlos dijo que iba a jugar parchís y luego un amigo llamó a decir que hubo la explosión en el Cristo del Consuelo’: relato de hermana de una de las víctimas de la explosión

Comentó que estuvo más de 30 minutos caminando en los exteriores mientras se revisaba el edificio. Según el funcionario, el artículo 366 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) sanciona esta acción con pena de diez a trece años. (I)