Ecuador registró un total de incautación de drogas en el 2021 de 210 toneladas (t): 173 t decomisadas en operativos ejecutados en territorio nacional y 37 t aprehendidas en acciones conjuntas de antinarcóticos en el exterior; son 82 toneladas más que en 2020 y 131 t adicionales a las de 2019.

Ese aumento de la cantidad de droga decomisada está relacionado con la producción masiva de estupefacientes en Colombia, según el coronel Byron Ramos, subdirector nacional de Investigación Antidrogas de la Policía Nacional.

Publicidad

“Estamos hablando de que en Colombia se están produciendo alrededor de 1.228 toneladas de sustancias ilícitas al año. Pese a que se ha reducido la cantidad de los cultivos, los narcotraficantes han desarrollado nuevos métodos de conversión de cultivos; antes se generaban dos cosechas al año, ahora están generando cuatro cosechas al año”, indica el oficial, quien agrega que las organizaciones narcodelictivas también han modificado sus procesos químicos para obtener más producto.

Según la Dirección Nacional de Investigación Antidrogas (DNIA) de la Policía de Ecuador, en 2016, en Colombia se produjeron 810 toneladas de alcaloides; en 2017, 1.058 t; en 2018, 1.120 t; en 2019, 1.137 t; y en 2020, 1.228 t.

Publicidad

Ramos destaca que la cantidad de droga decomisada también corresponde a la efectividad de los operativos que se han ejecutado en zonas fronterizas, carreteras, puertos y aeropuertos. En 2021, 12.706 personas fueron detenidas por alguna actividad relacionada con sustancias sujetas a fiscalización, mil aprehensiones más que en 2020 y casi tres mil más que en 2019.

Tipos de drogas

Ángel P. llevaba 79,95 kilos de marihuana en el vehículo que conducía por las calles de Esmeraldas. Fue detenido por la Policía Nacional. Foto: Cortesía

De las 173 toneladas decomisadas el año anterior en el territorio ecuatoriano, 146 t son de clorhidrato de cocaína, 23 t son de marihuana, 2 t son de pasta base de cocaína y 512 kilos son de heroína.

En el mercado local, según la Dirección Nacional de Investigación de Antinarcóticos (DNIA), el kilo de cocaína está valorado en el mercado nacional en entre $ 1.000 y $ 2.000. Ese mismo kilo de cocaína puede costar en Europa más de $ 40.000. Mientras que el kilo de marihuana está valorado en el mercado nacional por sobre los $ 500.

Presencia del narcotráfico

La jurisdicción denominada Distrito Metropolitano de Guayaquil (Zona 8, que comprende Guayaquil, Durán y Samborondón) concentra una gran parte de la actividad de las organizaciones narcodelictivas que operan en el país, según los registros policiales. A estas organizaciones se les facilita sacar la droga del país por vía marítima, en cargamentos aparentemente lícitos o contenedores modificados. En esta jurisdicción, la Policía ha decomisado el 55 % de las 173 toneladas de droga incautadas en el país, en el 2021.

Publicidad

Esa actividad preocupa a las autoridades de seguridad, porque está ligada con problemáticas que afectan al desarrollo normal de actividades de la sociedad civil. El año anterior, en la Zona 8 se registró la mayor cantidad de las 2.464 muertes violentas reportadas a nivel nacional. Una gran parte de esos hechos estuvo relacionada con el crimen organizado, según la Policía.

Lugar de un hecho de sicariato en la ciudadela Simón Bolívar, en el norte de Guayaquil, semanas atrás. Cortesía. Foto: Cortesía

En 2021 ocurrieron 682 asesinatos en la jurisdicción costeña; y en 2020, 362, es decir, un aumento de 320 muertes de ese tipo, de acuerdo con los registros del Ministerio de Gobierno.

De los tres cantones que integran la Zona 8, Guayaquil y Durán son los más violentos, por atentados entre bandas que trafican droga, bajo la modalidad de sicariato, enfrentamientos que también se han trasladado a cárceles.

Desde octubre pasado, en Durán han hallado varios cuerpos decapitados. El 13 de enero, en cambio, vecinos del cerro Las Cabras reportaron una balacera en la que se usó, al menos, un arma larga, en una aparente lucha por territorio para actividades ilegales. La Policía atendió la emergencia y logró detener a dos personas, una de ellas menor de edad, a quien le decomisaron un fusil calibre 5,56 y 54 municiones.

Publicidad

“Queremos atacar la causa y no solo el efecto. Identificar a los líderes de las estructuras delincuenciales que operan aquí para que sean judicializados. El segundo paso es la colecta de información del territorio para analizarla y determinar las áreas críticas e intervenirlas de manera integral con la ayuda del MIES, la Secretaría del Deporte, etc.”, indica el coronel Jorge Hadathy, jefe del Distrito Durán de la Policía.

https://www.eluniverso.com/noticias/seguridad/nuevamente-hallan-un-cuerpo-decapitado-en-un-basurero-de-duran-policia-investiga-si-la-victima-era-de-la-banda-de-el-lloron-nota/

Esa intervención integral, detalla, tiene como objetivos pacificar las zonas críticas y prevenir el reclutamiento de menores de edad por parte de organizaciones criminales.

Según Hadathy, en lo que va del año, agentes del servicio preventivo de la Policía han detenido a 30 personas por diferentes causas, han decomisado 9 armas de fuego y 53 armas blancas, han recuperado 26 vehículos robados (carros y motos), por ejemplo.

Bloqueo de rutas y golpe al patrimonio de organizaciones

Patrulla de la Armada Nacional en un punto del golfo de Guayaquil. Cortesía.

El coronel Byron Ramos, subdirector nacional de Investigación Antidrogas de la Policía Nacional, refiere que trabajan con la Armada del Ecuador para controlar las zonas de cuarentena del golfo de Guayaquil y otras zonas de afluentes cercanos y así restar espacios para actividades de tráfico de drogas.

“Ya tenemos investigaciones abiertas de personas que se dedican al narcotráfico. Estamos trabajando con la Fiscalía para la apertura de investigaciones previas. En los próximos meses tendremos resultados. Ya están identificadas las personas y bienes relacionados con la actividad del narcotráfico”, asegura el oficial sobre las acciones que ejecutan para golpear a las estructuras delictivas en su brazo económico.

La Fiscalía también les sigue la pista a varias organizaciones que han optado por camuflar su presencia en urbanizaciones cercanas a Guayaquil, debido a la privacidad que esos complejos habitacionales ofrecen.

“Son frecuentes los casos en que alquilan una vivienda, inclusive, se ha investigado a los propietarios de esos bienes inmuebles para que den información del presunto inquilino. Sucede que a muchos propietarios les interesa cobrar el alquiler sin saber la procedencia de esa persona”, informa Jean Carlos Almeida, investigador de la Fiscalía de Delincuencia Organizada, Transnacional e Internacional (Fedoti).

La Policía halló una caleta que contenía seis sacos de yute con 208 kilos de cocaína, en una finca de Naranjal. Cortesía. Foto: cortesía

También hay organizaciones que alquilan fincas cercanas al cantón o camaroneras ubicadas en la zona de influencia de los puertos de la urbe porteña.

“Porque están cerca de las rutas que toman los barcos que salen a Europa. En camaroneras se acopian las sustancias sujetas a fiscalización. Se ha visto muchos casos de camaroneras que están vacías, las piscinas están secas, y se encuentra droga”, añade el operador de justicia.

Almeida recomienda a los dueños de ese tipo de propiedades que investiguen a quiénes se les va a prestar o alquilar algún bien para evitar problemas con la justicia.

Uno de los ejes en que se trabajará este año para combatir al narcotráfico, aseguran las autoridades consultadas, es la inteligencia, para conocer de cerca a las estructuras criminales que han sembrado el terror en varias ciudades del país, investigarlas y posteriormente desmantelarlas. (I)