Las ocho personas detenidas en operativos realizados por presuntos delitos de delincuencia organizada, trata de personas y reclutamiento para grupos guerrilleros continuarán en prisión.

Un juez de la Unidad de Flagrancia ordenó prisión preventiva para todos los detenidos durante una audiencia realizada este viernes.

La Fiscalía indicó que se los procesa por el presunto delito de trata de personas con fines de reclutamiento forzoso para conflictos armados.

Las aprehensiones se efectuaron el jueves en operativos simultáneos en Imbabura, Pichincha y El Oro. La Fiscalía indicó que entre los indicios levantados se incluyen armas de fuego y municiones.

Publicidad

Detienen a ocho personas ligadas a supuesto reclutamiento para grupos guerrilleros

Según las investigaciones, esta agrupación hacía acercamientos en comunidades de Cotopaxi, Chimborazo y en zonas de la Amazonía para captar personas (de forma irregular) y formarlas militarmente en la frontera colombo-venezolana.

Entre los detenidos está Ernesto Flores, quien es líder del Movimiento Guevarista. Esa agrupación cuestionó las detenciones y los allanamientos efectuados. Varios miembros y familiares de los detenidos realizaron el jueves un plantón.

Voceros indicaron que ellos han dado la cara desde el inicio y que toda la actividad está en el marco de la no violencia activa. Dijeron que son un movimiento popular, que no están comprometidos con la violencia urbana y que Flores es un defensor de derechos.

Señalaron que se los está reprimiendo por sus contactos con bases sociales en varias provincias.

Publicidad

Familiares de los detenidos manifestaron que las diferencias políticas no pueden llevar a la persecución. “Estaremos vigilantes de lo que está pasando”, señaló Claudia Gallardo, hermana de una mujer detenida.

El colectivo Yasunidos también indicó que la vivienda de uno de sus integrantes fue allanada. La agrupación acusó al Gobierno de comenzar “una política de persecución y criminalización a las organizaciones sociales”. (I)