NOTICIAS

Publicidad

Investigación interna se inició contra responsables de la custodia de armas en la Base San Eduardo luego de hurto de 12 fusiles

La última vez que se pasó revista al rastrillo fue hace cuatro meses y en ese entonces no hubo novedad.

El comandante del Batallón de Infantería de Marina, capitán de navío Eduardo Mindiola, dio una rueda de prensa este lunes 21 de noviembre. Foto: El Universo

Publicidad

Un procedimiento de investigación interna se inició para entre tres y cuatro personas responsables de la custodia del armamento que fue hurtado del refugio número uno de la Base Naval San Eduardo, ubicada en la avenida Barcelona.

El pasado viernes 18 se registró el hurto de doce fusiles tipo AK-47 de procedencia china que se encontraban embodegados en la Base Naval.

Hurtan 12 fusiles tipo AK-47 de la Base Naval San Eduardo

Este lunes 21, el comandante del Batallón de Infantería de Marina, el capitán de navío Eduardo Mindiola, indicó que se realizará “todo lo posible para esclarecer este hecho y sancionar a todos los responsables de manera interna y, si es necesario, con la justicia común”.

Publicidad

La denuncia del hecho fue interpuesta en la fiscalía de la Administración Pública número 6 el sábado 19. Luego del hecho, se realizó el inventario de material bélico en todos los refugios del batallón y no se encontró novedad.

La última vez que se pasó revista al rastrillo fue hace cuatro meses, detalló Mindiola. Actualmente, el Cuerpo de Infantería de Marina tiene en custodia 1.988 fusiles AK-47 de los 2.000 entregados en el 2017.

El pasado viernes 18 se registró el hurto de doce fusiles tipo AK-47 de procedencia china que se encontraban embodegados en la Base Naval. Foto: El Universo

Mindiola dijo que, aunque inicialmente se ejecutan procedimientos de investigación para tres o cuatro responsables de la custodia del material bélico, no se descarta que puedan ser más personas.

Publicidad

En ese sentido, indicó que como institución estarán atentos a lo que arroje el proceso de investigación que está en curso y con el que se espera también determinar hace cuánto tiempo se realizó el hurto.

El comandante del Batallón dijo que dentro de la base se reforzaron los controles en dos puntos. El primero es en el sitio en donde están embodegados los demás fusiles, con un mayor despliegue de personal y el refuerzo de seguros.

Publicidad

El otro punto en el que se incrementaron controles es en la garita, en donde personal militar realiza revisiones minuciosas a los vehículos que entran y salen.

Unidades élites de la Policía reciben equipamiento para reforzar seguridad en ciudades conflictivas como Guayaquil y Esmeraldas

Los fusiles que fueron hurtados tienen un alcance efectivo de 120 a 150 metros. El armamento está bajo custodia de la Infantería de Marina, pero no ha sido usado en ninguna operación militar.

“No era un fusil usado en nuestras unidades para ningún tipo de operación, sea en ámbito interno o defensa externa”, explicó Mindiola.

El uso de este material está restringido para las operaciones militares por su configuración técnica, conforme a lo dispuesto por el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas. (I)

Publicidad

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad