Quito eligió como su futuro alcalde al representante de la Revolución Ciudadana, Pabel Muñoz. Con el 98,8 % de las actas procesadas, el Consejo Nacional Electoral (CNE) lo ubicó en primer lugar con 346.484 votos, esto equivale al 25,19 % de los sufragios. En segundo lugar se ubicó el exalcalde Jorge Yunda y tercero, Pedro José Freile.

El 14 de mayo próximo, las autoridades electas asumirán su cargo, con esto deberán iniciar el trabajo para cumplir una serie de ofrecimientos realizados.

Sobre la seguridad, uno de los principales temas que preocupan a la ciudadanía, Pabel Muñoz, ofreció destinar el 100 % de la tasa de seguridad. Este rubro que se cobra a los ciudadanos junto al impuesto predial. Se prevé que de esta tasa se obtengan $ 8 millones. El nuevo alcalde dijo en su campaña que lo destinará para compra de alarmas, cámaras de seguridad, iluminación y para colaborar con una policía suficiente y operativa.

Publicidad

Cuatro personas extraviadas entre los volcanes Cotopaxi y Chalupas fueron rescatadas con síntomas de deshidratación

El candidato ofreció trabajar en tres frentes, comparado con la situación actual de la ciudad:

Medidas de prevención con la habilitación de espacios públicos

El Distrito Metropolitano de Quito (DMQ) tiene 1.116 parques. No todos cuentan con iluminación, mantenimiento o vigilancia. La oferta de Muñoz fue iluminar los parques y avenidas para que la ciudadanía tenga menor riesgo en zonas que actualmente son oscuras y desoladas.

Según el Municipio, actualmente tienen 108 proyectos de iluminación de parques desarrollados dentro de un contrato para 116 de estos espacios. La Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) informó que están próximos a terminar el contrato por completo.

Publicidad

A esto se le suman los convenios con la Empresa Eléctrica Quito (EEQ) y la Secretaría de Seguridad, desde esta última entidad señalaron que llevan 141 espacios iluminados, entre parques, escalinatas, canchas deportivas y plazas.

Invertir en la comunidad

Pabel Muñoz coincidió con varios de sus contendores en la campaña política sobre la necesidad de aumentar la cantidad de alarmas comunitarias. Este también ha sido el discurso de alcaldes anteriores como Jorge Yunda y el actual, Santiago Guarderas.

Publicidad

En Quito existen 1.307 barrios, según datos del Municipio. En 2012 la Secretaría de Seguridad instaló 1.202 centrales de alarmas comunitarias y se suscribió un convenio con la empresa Otecel S. A. para la instalación de alarmas comunitarias por un valor de $ 1,5 millones más IVA. Se desconoce el estado de esas centrales instaladas hace más de diez años.

La actual administración municipal ofreció mejorar este servicio con la adquisición de 557 nuevas alarmas comunitarias. El proceso subido a compras públicas constaba de instalación, mantenimiento, soporte y servicio de telecomunicaciones. Sin embargo, en es página el proceso consta como desierto, porque los oferentes no cumplieron con los estándares solicitados.

Restituir los comités barriales de seguridad

Los comités barriales no son algo nuevo para Quito, existieron en el pasado, y según el cabildo, en el DMQ quedarán establecidos 177 comités. Los representantes barriales recibieron una capacitación por parte de la Policía y Secretaría de Seguridad, el evento que se llevó a cabo el 17 de septiembre de 2022 se llamó “Escuela de seguridad”.

Un presunto estafador cobraba $ 2.000 para que postulantes ingresen a la Policía Nacional

El experto en temas de seguridad Mario Pazmiño puntualizó que con vigilancia e iluminación no se resuelven los problemas de seguridad en la ciudad.

Publicidad

“El Municipio tiene que incorporar otro tipo de estrategia, Quito todavía no está contaminado con los niveles de violencia e inseguridad que viven Guayaquil, Esmeraldas, Manabí y El Oro, pero necesita un nuevo modelo o estrategia de seguridad”, expresó.

Este modelo que propuso Pazmiño mantiene presencia disuasiva permanente, el cual integraría a todos los organismos de seguridad, promoviendo su presencia por los barrios durante las 24 horas. Las ramas que estarían incluidas en este modelo son Ejército, Policía Nacional, Policía Metropolitana y empresas de seguridad privada.

El exdirector de Inteligencia Militar agregó que en la municipalidad se debió cambiar el modelo de gestión de la Policía Municipal. “Actualmente solo controla tránsito y espacios públicos, muchas veces persiguiendo a las ventas ambulantes, pero es claro, también tiene responsabilidad del control y supervisión del espacio público, y eso no son solo los parques, son las vías, las veredas donde caminan las personas”, agregó.

Finalmente enfatizó que estas cuadrillas se podrían distribuir por cuadrantes en los diferentes barrios; a su juicio, solo con la presencia de seguridad en el territorio las personas podrán sentirse seguras.

Jorge Yunda denunció que delincuentes armados robaron en su casa

La experta en seguridad ciudadana Alexandra Zumárraga dijo que la ciudad padece de un abandono en cuanto a iluminación de espacios públicos durante años, tanto así que las personas tienen miedo de salir a comprar en la tienda, aunque sea a una distancia de dos cuadras.

Para Zumárraga, el Municipio tiene que “dejar de lavarse las manos” señalando que la seguridad ciudadana no es su obligación. Argumentó que sí tiene responsabilidad, especialmente con la coordinación de la línea de emergencia 911 con la Policía, dotar de herramientas y facilidades para que se atiendan de mejor manera los llamados reportados.

También puntualizó que se debe reforzar en campañas de prevención de los delitos. Destacó la campaña realizada en contra del acoso en el transporte público y dijo que esto puede ser replicado y ampliado en demás lugares públicos, como plazas y parques.

Además, entre las campañas enfatizó que la educación escolar es fundamental. “Nadie se hace delincuente de la noche a la mañana, es desde la niñez que se tiene que reforzar con campañas para evitar el nacimiento de más delincuencia”, argumentó. (I)