Desde hace más de seis meses la Policía del distrito Sur advirtió que habían empezado a rellenar la zona del manglar que hoy se conoce como Valle Independiente y Ciudad Perdida, dos sectores que han sido tomados por la banda de Los Lagartos y que se presume habrían financiado el relleno y la adecuación de las viviendas que en tiempo récord ya contaban con servicios básicos. Tenían medidores de energía eléctrica, de agua, internet y hasta televisión por cable en esa zona por la que sacarían la droga para contaminar los buques que viajan al exterior.

En estos sectores se han hecho dos intervenciones en las últimas cinco semanas. La primera fue el 9 de junio, ese día se demolieron 12 casas, pero los moradores atacaron a los uniformados y casi una decena de policías resultaron heridos.

Esta semana se hizo una segunda intervención para demoler viviendas. Se demolieron trece casas más y cinco estructuras (pilares y techos) que estaban levantándose a pocos metros del manglar, que ha sido tapado con volquetadas de cascajo.

Asentamientos irregulares en Ciudad Pérdida, en el Guasmo sur, en la periferia de Guayaquil. Foto: Cortesía Secretaría de Asentamientos Humanos Irregulares

¿Quién ha financiado esto?

Publicidad

La hipótesis de la Policía es que Los Lagartos están tras las edificaciones, la mayoría de cemento.

El coronel Patricio Almendáriz, jefe distrital del sur, explica que desde el año pasado mandó dos oficios notificando de la situación a la Secretaría de Asentamientos Irregulares, pues detectaron no solo el relleno y la construcción de nuevos inmuebles sino que empezaron a reportarse delitos y asesinatos en estos nuevos asentamientos a pocos metros del estero Salado, que en ocasiones son usados como vía de escape de los delincuentes y asesinos.

En la intervención de esta semana actuaron siete fiscales y se tenía planificado allanar seis casas, pero terminaron allanando quince viviendas, así mismo se tenía planificado derrocar siete casas y se derrumbaron trece con la ayuda de maquinaria pesada.

Incluso se retiraron el cableado y las tuberías que las empresas de servicios básicos habían instalado. A la Policía y a las entidades de control les llama la atención cómo en pocos meses los moradores lograron obtener medidores, sin ser dueños de nada.

Quienes participaron en las intervenciones contaron que algunas personas intentaron justificar su permanencia en el sector mostrando las planillas a su nombre, sin embargo, ya habían sido notificadas por la Secretaría de Asentamientos Irregulares y debieron retirarse.

A Evelyn Montalván, representante de esa entidad, le llama la atención que eran casas de cemento y de varios pisos que fueron construidas en pocos meses. Ella explica que normalmente en una invasión hay casas de caña, pues suelen ser gente de pocos recursos a quienes les toma años construir una vivienda.

Publicidad

Seis moradores detenidos

Durante la intervención policial se iba a detener a varios sospechosos que pertenecen a la banda de Los Lagartos, quienes aparecen en un video que se viralizó hace quince días portando armas en la zona de Ciudad Perdida.

Horas antes de la intervención estas personas fueron sorprendidas por un operativo de rutina en una avenida del Guasmo y se las aprehendió en posesión de municiones cuando iban en dos vehículos. Tres estaban en una camioneta Ford y los otros en un vehículo Chevrolet SZ. Uno de los detenidos es alias Jorgito, uno de los cabecillas de Los Lagartos.

La Policía indicó que para la zona hay 15 policías asignados de forma permanente y dos patrulleros, sin embargo, cuentan con apoyo de grupos tácticos que custodian la zona. En horas pico hay hasta 50 policías en ese sector, donde se disputan el control entre los propios miembros de Los Lagartos.

En lo que va del año, 70 muertes violentas se han registrado en el distrito Sur. El año pasado iban 63 a la fecha. (I)