Solo entre febrero y mayo de este año 20 residencias de la vía a Samborondón han sido robadas. Los primeros casos ocurrieron cuando empezó la temporada playera y las familias se ausentaban los fines de semana.

El 11 de abril se detuvo a seis personas, entre ellas cuatro guardias de seguridad, que habrían sido los responsables de al menos tres robos en una urbanización. Los delitos se dieron el domingo 10 de abril. Tras la geolocalización (rastreo) de uno de los objetos robados, los investigadores pudieron realizar varios allanamientos y detener a los sospechosos.

Se realizaron allanamientos en Samanes y en Mucho Lote, norte de Guayaquil, en los que se logró la detención de dos personas: Ligia Elena R. G., de 47 años, sin antecedentes penales; y Antonio Renan M. R., de 44 años, quien registra detenciones por robo, tráfico ilícito de drogas y extorsión.

Los otros cuatro son guardias de seguridad que trabajaban en las garitas y que no habrían revisado el carro en el que ingresaron y luego salieron los delincuentes.

Publicidad

Según la Policía Judicial, los delincuentes entraron por la garita principal a bordo de un vehículo que no fue revisado.

La Policía informó entonces que se recuperaron nueve celulares, cuatro laptops, joyas, una caja fuerte y documentos. Tras el decomiso, los objetos robados fueron reconocidos por las víctimas; sin embargo, los perjudicados no quisieron colaborar con las investigaciones.

Hoy, once semanas después, los seis detenidos ya fueron liberados, porque la Fiscalía decidió abstenerse por falta de pruebas, por lo que la jueza dictó auto de sobreseimiento.

El fiscal del caso, Reinaldo Cevallos, explicó en la audiencia de juzgamiento que no se puede probar la materialidad de la infracción ni la responsabilidad de los detenidos por la falta de colaboración de las víctimas. Además, detalló que los perjudicados tampoco colaboraron con sus objetos personales.

En el auto de sobreseimiento, la juez Larissa Ibarra deja claro que, tras la decisión de la Fiscalía (abstenerse), los sospechosos no podrán ser procesados nuevamente por este delito. (I)