La Corte de Justicia y la Fiscalía del Guayas aclararon la mañana de este lunes mediante sus cuentas de Twitter que los detenidos el fin de semana por la Policía en el sector de Pascuales no tendrían relación con el crimen de la esposa y la hija de un policía de la Zona 8.

Esa información fue emitida por ambas entidades el sábado. Entonces se aseguró que un juez había dictado prisión preventiva en contra de siete personas, una mujer y seis hombres, señalados como presuntos responsables de los asesinatos de Iliana Justillo Rodríguez, de 35 años, y su hija Lilibeth Páez Justillo, de 12.

El crimen ocurrió la noche del miércoles pasado, cuando un sujeto armado ingresó a la urbanización Girasoles y disparó a las víctimas cuando pasaban por la garita hacia su vivienda.

Por este caso el jueves hubo dos detenciones, pero no se han brindado más detalles.

Publicidad

¿Quiénes son los nuevos detenidos ?

De los aprehendidos la noche del viernes en Pascuales, la Policía aclaró que se hizo un operativo al conocer que los sospechosos supuestamente planeaban realizar un atentado en el sector de Bastión sur.

El teniente coronel Carlos Rivadeneira, jefe del Distrito Pascuales, contó que se dirigieron hacia el sector y aunque no sabían quién sería la víctima del ataque hicieron un operativo y vieron una furgoneta desde la que dispararon contra los policías cuando se daban a la fuga.

Se produjo una persecución, pero los motorizados lograron detener la furgoneta.

Dentro del vehículo estaba el conductor con dos armas de fuego. Eran dos pistolas con 15 y 18 casquillos en sus recámaras.

Publicidad

Otro carro fue detenido esa noche minutos después. Se trata de un Captiva negro en el que iban siete personas, seis hombres y una mujer.

Rivadeneira cuenta que al revisar sus datos en el sistema notaron que todos tenían antecedentes y que incluso uno de ellos tenía una boleta de captura por un caso de tráfico de drogas.

El jefe policial mencionó que estos carros serían robados, que notaron que los números de chasis están remarcados y que los sospechosos incluso habían tratado de cambiar la placa del vehículo Captiva al momento de la captura.

La Fiscalía del Guayas aclaró que estos detenidos fueron procesados por asociación ilícita y que su relación o no con el asesinato de una madre y su hija, el 29 de junio de 2022, será determinada por los resultados que arrojen las investigaciones. (I)