Portoviejo

La Policía ya identificó o al menos tiene pistas de quiénes son los responsables materiales del asesinato de la fiscal Luz Marina Delgado y su acompañante, el abogado Jefferson Mendoza, acribillados la mañana del miércoles en el sector de Elegolé, en el este de Manta.

Los responsables, de acuerdo con la policía, son extranjeros que incluso llegaron a alquilar dos viviendas para dar seguimiento a las actividades de la fiscal asesinada.

Así lo reveló Freddy Sarzosa, director nacional de la Dinased, quien está en Manabí dando seguimiento a las indagaciones que se iniciaron tras la muerte violenta de la fiscal Delgado.

Publicidad

El jefe policial indicó que estas personas, ligadas al asesinato de Delgado, alquilaron una vivienda en el sector de El Palmar, a unos cinco kilómetros de la vivienda de la fiscal, y también otra vivienda en la ciudadela Las Acacias, en el oeste de Manta, y a unos 20 kilómetros de donde se produjo el asesinato.

Según la investigación, tras el crimen estas personas se dirigieron en un auto, que la Policía en primera instancia indicó que era un Kia Sportage color blanco, hasta el domicilio arrendado cerca de las 08:08 del miércoles. Y de esa vivienda los sospechosos del crimen de Delgado abandonaron el vehículo en el que se movilizaban, se retiraron cerca de las 08:15, y de ahí se fueron en un taxi hasta el domicilio alquilado en la ciudadela Las Acacias.

Las personas vinculadas en el hecho serían tres extranjeros, cuyas nacionalidades o nacionalidad no fueron proporcionadas por Sarzosa, pero indicó que en las próximas horas tendrán resultados con las capturas de los responsables de este hecho.

Asesinan a fiscal de tránsito en Manta junto con acompañante

“Se tuvo conocimiento que este inmueble donde se encontró el vehículo (en El Palmar) había sido arrendado hace aproximadamente 30 días. Este vehículo de igual manera había participado en el arrendamiento de este inmueble por varias personas de nacionalidad extranjera”, declaró el jefe nacional de Dinased.

Publicidad

En uno de los inmuebles se logró recabar indicios, entre ellos un documento de identidad de uno de los responsables que habría participado en los hechos violentos que terminaron con la vida de la fiscal Delgado y su acompañante.

Con estas primeras indagaciones se determinó que los responsables del asesinato de Delgado estuvieron al menos 30 días indagando los pormenores de la actividad de la fiscal en cuanto a sus horarios de actividades.

La muerte de la fiscal y un abogado en libre ejercicio motivaron varias acciones, entre ellas una reunión efectuada la mañana de este jueves entre autoridades policiales, de la Gobernación de Manabí y de los entes de Justicia.

Carlos Zambrano, presidente de la Corte de Justicia de Manabí, señaló que en esa cita se analizó un compromiso que es el de tratar los procedimientos adecuados para que fiscales, jueces y demás operadores de justicia tengan una seguridad en las labores que desarrollan.

Publicidad

“La ciudadanía tiene que estar clara que no vamos a amedrentarnos por situaciones como estas y vamos a desarrollar nuestro trabajo como corresponde (…) se ha articulado el día de hoy para poder brindar de alguna mejor manera la seguridad a los compañeros fiscales y jueces que ejercen materia penal especialmente y que investigan este delito.

En Manabí laboran unos 46 fiscales. Para Rogger Pachay, fiscal (e) de Manabí, dijo que es necesario que todos los fiscales tengan seguridad, porque siempre están expuestos, en audiencias, podrían ser fotografiados por familiares de personas que son llevadas a la justicia; ellos conducen sus propios vehículos cuando realizan allanamientos o cuando realizan levantamiento de cadáveres y por ello arriesgan sus vidas.

“(Esperamos), llegar a un consenso de que se armonice y llegar a cristalizar de que todos los funcionarios, fiscales y jueces deben tener custodia policial”, declaró Pachay.

Preocupación entre abogados

“Es extremadamente grave, no se puede hablar, es demasiado grave, nunca se había visto una situación así”. Esa fue la respuesta de un abogado en libre ejercicio en Manta, quien prefirió que omitan su nombre, y quien no quiso emitir más detalles tras el asesinato de la fiscal Luz Marina Delgado, junto a un acompañante, también jurista de Manta, hecho suscitado la mañana del miércoles al este de esta ciudad.

Publicidad

En Manta el asesinato de la fiscal causa temor por la forma como se generó. Los abogados en libre ejercicio se abstienen de dar su opinión sobre este incidente.

Raúl Villavicencio, presidente de la Asociación de Abogados de Manta, indicó que rechazan el atentado que acabó con la vida de una fiscal, con quien mantenía una buena amistad y condenó el ataque que generó la pérdida de dos vidas.

Expresó que este atentado se viene a sumar a la cantidad de pérdidas humanas que deviene de una estructura institucional totalmente desordenada, y de la que considera que a estas alturas ya colapsó.

“Nuestro pronunciamiento va no específicamente a manifestarnos sobre lo acontecido, sino de todo lo que viene dando su origen, si nos ponemos a ver es un ordenamiento jurídico que contribuye a un crecimiento de la delincuencia. Demandar de una nueva legislación, nuevo reglamento jurídico que pueda controlar el crecimiento desmedido de estos actos de violencia producto del narcotráfico”, indicó Villavicencio.

Tito Márquez, expresidente de la misma asociación de profesionales del derecho en Manta, lamentó lo sucedido a la fiscal Delgado. En el 2018 este gremio que presidió en ese año Márquez le rindió un homenaje por su apoyo a la justicia.

Droga en base aérea de Manta y detención de esposa de alias ‘Gerald’, dos de los casos en los que participó la fiscal asesinada en Manabí

“Se nos fue nuestra compañera, nuestra amiga, nuestra colega, nuestra fiscal. Una mujer que honró la vida, una historia de la abogacía se nos va. Te llevas el amor del pueblo y el cariño de los hermanos de la abogacía que la vida te dio”, destacó Márquez.

En la Fiscalía de Manta, al igual que los abogados en libre ejercicio de esta ciudad, la mayoría tiende a guardar silencio. La Policía reconoció que no todos los agentes fiscales cuentan con resguardo de esta entidad del orden; Luz Marina Delgado no la tenía, según confirmó Patricio Almendáriz, jefe del distrito de Policía en Manta.

Paco Delgado, fiscal de Fedotti y amigo de la fiscal Luz Marina, lamentó lo sucedido en contra de una amiga que era tranquila y colaboradora, al igual que muy responsable.

Del hecho, dijo que se espera que las instituciones superiores puedan dar con los responsables. “Estamos en una situación muy delicada”, añadió Paco Delgado. (I)