Elizabeth Otavalo había amanecido este miércoles tuiteando un mensaje en sus redes sociales: ‘Día 11. Policía Nacional devuelvan a mi hija #MaríaBelénBernal’.

Era un conteo que había iniciado días atrás luego de la desaparición de su hija en la Escuela de Policía, en el extremo norte de Quito. El 11 de septiembre había ido a visitar a su esposo, el teniente Germán Cáceres.

Diez cosas que hasta el momento se conocen del femicidio de María Belén Bernal

Ese conteo terminó esta tarde cuando el Gobierno confirmó que se hallaron los restos en el cerro Casitagua, a pocos kilómetros de la Escuela de Policía.

Publicidad

La familia de María Belén Bernal acudió a realizar los trámites para retirar el cuerpo. API Foto: El Universo

Tras confirmarse el desenlace fatal, Otavalo recurrió a las redes sociales para exigir justicia. “Presidente, exijo justicia. Esto es un crimen que pasó en la escuela superior de la @PoliciaEcuador. Me arrebataron a mi hija, a manos de un servidor de la Policía prófugo. Ruego a las universidades apoyo en los exámenes médicos legales. Necesito saber la verdad”, posteó.

Fiscalía dispone que investigación del caso María Belén Bernal sea manejado por la Dirección de Derechos Humanos

Casi al mismo tiempo escribió por esa red a la fiscal Diana Salazar. “Señora Fiscal solicito permitan la asistencia técnica a las universidades públicas y privadas del país. Así como de otros organismos en las diligencias periciales, técnicas forenses y médicas”, escribió.

Tras el hallazgo del cuerpo de María Belén Bernal, Otavalo llegó a la unidad de medicina legal para las pericias legales pertinentes. Allí no pudo contener el llanto por la manera en que fue encontrada su hija.

El presidente Guillermo Lasso calificó este crimen como un femicidio. El mandatario dijo que este femicidio no quedará impune y “todos los responsables serán sometidos a la ley”. (I)

Publicidad