Seis meses después de que fue detenida Lissa María C., madre de los niños de 5 y 9 años hallados sin vida el 27 de octubre de 2020 en un departamento en la parroquia de Pifo, en el nororiente de Quito, la mujer enfrenta desde las 09:00 de este miércoles una audiencia de juzgamiento por el delito de asesinato de los dos menores.

Sobre Lissa María C. no solamente pesa la sospecha de ser la autora directa del asesinato de sus dos hijos, sino que también es investigada por la muerte de Jaime Geovanny, cuyos restos fueron encontrados cubiertos de plástico y cemento bajo el lavabo de uno de los baños de la vivienda de la mujer, de 25 años de edad.

De madre a asesina en serie; un caso que estremece a la parroquia de Pifo, en Quito

La audiencia contra la joven madre se realiza en el Complejo Judicial Norte, en Quito, y ella será procesada como presunta autora del delito de asesinato, tipificado en el artículo 140 del Código Orgánico Integral Penal (COIP). La normativa vigente contempla penas de 22 a 26 años para la persona que mate a sus hijos.

Junto a los cuerpos sin vida de los pequeños de 5 y 9 años, los cuales estaban en una cama, fue ubicada por vecinos Lissa María C., quien estaba recostada en un sillón en medio de restos de vómito, mientras en voz baja pedía ayuda.

La autopsia realizada a los dos menores reveló que la causa de las muertes fue asfixia por broncoaspiración, edema agudo de pulmón e intoxicación por sustancia.

Familiares de Jaime Geovanny habrían denunciado la desaparición el 25 de octubre del año pasado, pocos días antes de que fuera descubierto el cuerpo en la vivienda de Lissa María C.

Al final de esta audiencia y luego de escuchar los argumentos y analizar las pruebas periciales, documentales y testimoniales de los sujetos procesales, el juez de la causa definirá si la acusada es o no responsable del doble asesinato. (I)