En un puerto de Guayaquil se detectaron 2,2 toneladas de droga que se pretendía enviar a Países Bajos.

La carga estaba camuflada entre 500 sacos de cereales, maíz y arrocillo en un contenedor que reposaba en el área de preembarque.

El general Víctor Zárate, comandante de la Zona 8 de la Policía Nacional, mencionó que en el registro de la carga se detectó que 200 de los 500 quintales estaban contaminados con 1.963 bloques tipo ladrillo. Una vez realizadas las pruebas químicas, se determinó el resultado positivo para 2,2 toneladas de clorhidrato de cocaína.

El jefe policial mencionó que un can adiestrado emitió una alerta para la posterior comprobación de la carga ilícita.

Publicidad

Un cuerpo decapitado fue abandonado en dos sacos en Durán; ya suman 7 cadáveres desmembrados hallados en ese distrito

Esta droga se cotiza en el mercado interno en $ 3 millones aproximadamente, mientras en el extranjero puede sobrepasar los $ 100 millones, indicó personal investigativo policial.

En este año la Policía contabiliza 53,4 toneladas de droga en la Zona 8, que comprende Guayaquil, Durán y Samborondón.

Del 13 al 28 de junio, periodo de las movilizaciones convocadas por grupos indígenas, se han incautado 5,6 toneladas de droga, que representan el 10 % del total del año.

“Lo que nos da a presumir que mientras la Policía estaba articulada con diferentes servicios para controlar los niveles de violencia y mantener el orden público, se trataba de aprovechar para que la droga circule y salga del país con diferentes destinos como el caso que se reporta en este momento”, dijo Zárate.

El gobernador del Guayas, Pablo Arosemena, resaltó que en el actual Gobierno, a partir de mayo del año anterior, se ha logrado la incautación de 317 toneladas de droga causando una afectación económica de $ 9.000 millones en las actividades irregulares de ese mercado. (I)