Darío Javier Anchundia Minaya, de 25 años, fue asesinado de un balazo dentro de su propia casa la tarde de este viernes 2 de abril, en el sector Cristo Negro de la parroquia Ángel Pedro Giler (La Estancilla) del cantón Tosagua, norte de la provincia de Manabí.

En el ataque también resultó herido de bala el hijo de la víctima, mientras que la esposa terminó golpeada.

Tras recibir un llamado de alerta del ECU911 cerca del mediodía de este viernes, agentes policiales llegaron al lugar para realizar las primeras indagaciones para establecer las motivaciones y a los responsables del ataque a los miembros de la familia.

De acuerdo con la versión de testigos, Fausto Buenaño, comandante de la Policía Nacional en la Zona 4, indicó que dos hombres extranjeros que entregan artículos a crédito estarían detrás del hecho violento.

Moradores relataron a la Policía que la mujer de Darío no habría podido pagar una imagen religiosa que se la habían entregado por $ 50.

Cecilio Cedeño, suegro del fallecido, manifestó a la policía que los sujetos llegaron a bordo de una motocicleta a la casa de la familia, con la intención de acabar con la vida de ella, pero su esposo se interpuso y fue herido de gravedad.

Tras comprobarse el deceso de Anchundia, agentes de unidades especiales de la Policía recogieron indicios en la vivienda y luego cumplieron con el respectivo levantamiento del cadáver y su traslado al Instituto de Ciencias Forenses de Manta.

Se conoció que los autores del crimen residen en Tosagua. (I)