Una caravana de más veinte vehículos escoltaron el féretro del deportista Álex Quiñónez. Los restos del velocista, que fueron trasladados por una empresa funeraria de Guayaquil, arribaron cerca de la medianoche a Esmeraldas, su tierra natal.

El cortejo fúnebre fue recibido en el control de San Mateo por el medallista olímpico Jefferson Pérez; la gobernadora Tania Obando, y Pablo Velasco, comandante de la Policía Nacional Subzona 8.

Desde allí, dos motocicletas escoltaron la caravana hasta la residencia de los padres del velocista, en las calles Paraiso y Esmeraldas del barrio Unión y Progreso, en el sector Las Guacharacas.

Diez cosas que hasta el momento se conocen del asesinato de Álex Quiñónez

En el barrio, familiares y conocidos del deportista se congregaron para recibir el ataúd. Un fuerte aplauso se escuchó mientras se bajaba la caja mortuaria al domicilio.

Publicidad

Agentes policiales cerraron con vallas metálicas los accesos de las mencionadas calles y se dispuso seguridad en ese sector.

El velocista olímpico ecuatoriano fue asesinado a tiros la noche de este viernes 22. El hecho violento se registró en el sector Colinas de la Florida, en el noroeste de Guayaquil.

Actuaremos con contundencia, asegura presidente Guillermo Lasso ante asesinato de Álex Quiñónez

Según testigos, dos sujetos bajaron de un carro blanca y dispararon en contra de Quiñónez. Junto al deportista fue acribillado Christopher Arcalla Ramírez, de 23 años, quien era cantante de música urbana.

Para este domingo está previsto el sepelio de Álex Quiñónez en Esmeraldas. Luis Freire.

La familia optó por un momento de intimidad al recibir los restos del atleta. Se cerró la puerta de la vivienda de tres pisos para continuar con el velatorio.

Antes de ser trasladado a Esmeraldas, el cuerpo de Quiñónez fue velado brevemente en Carchi y Sedala, en Guayaquil.

La capilla ardiente estará en el estadio Folke Anderson a partir de las 14:00 y el sepelio será en el cementerio municipal de Esmeraldas. (I)