Buena Fe, Los Ríos

Consternación y tristeza causó entre los pobladores del cantón Buena Fe, de la provincia de Los Ríos, el crimen de Gloria Carmen Valdez Iduarte, de 42 años.

La mujer fue atacada con un cuchillo. Se acusa al padre de sus hijos, de quien estaba separada desde hace aproximadamente 18 meses, indicaron sus familiares.

Según el relato de testigos, el criminal habría aprovechado que cerca de las 15:30 de este domingo su expareja se encontraba casi sola en la vivienda, ubicada en el sector Sonia María. Ahí entró, la atacó y posteriormente huyó, sin que hasta el cierre de esta edición la Policía conozca su paradero.

Publicidad

Marlene Valdez, hermana de la fallecida, dijo que Gloria tenía planificado viajar la tarde de este domingo hasta Calceta, en Manabí, donde empezaría una nueva vida junto con otra pareja sentimental, quien le habría prometido hacerse cargo de ella y de sus cinco hijos menores de edad.

Narcotráfico, asesinatos, femicidios, robos, los delitos en alza que afectan a Ecuador y que debe combatir el nuevo Gobierno

“Mi hermana se iba a Manabí. Lo que trabajaba para mantener a sus hijos no le alcanzaba y por eso decidió empezar una nueva vida en esa provincia. Al parecer, este hombre ya tenía todo planificado y, cegado por los celos, le quitó la vida a Gloria, a pesar de que ya estaban separados más de un año”, refirió entre lágrimas la pariente.

Asimismo, dijo que el cuchillo que usó el hombre, identificado como Alonso M., era nuevo, y que tampoco entiende por qué le quitó la vida a su hermana, ya que él desde hace algún tiempo había formado otra familia en el recinto Camarones de Buena Fe; ese fue uno de los motivos de la separación.

El hallazgo del cadáver lo hizo su hija de 14 años, luego de que su padre le pidiera un vaso con agua.

¿Cómo combatir la inseguridad en el Ecuador? La sugerencia de varios ciudadanos

“La niña dice que su padre estaba conversando con la mamá en la sala de la casa y que luego su papá le pidió un vaso con agua y ella se fue a la cocina. Cuando regresó, encontró a su madre en un charco de sangre. El hijo mayor manifestó que vio a su padre salir corriendo de la vivienda sin imaginar lo que había pasado.

“Pedimos justicia, que el criminal de mi hermana sea capturado para que pague con cárcel por lo que hizo. Dejó a sus hijos sin madre, ella era la única que veía por ellos”, refirió un familiar de la víctima.

El cadáver de la mujer fue llevado hasta la morgue de Quevedo. Ahí fue retirado pasadas las 17:00 por sus familiares. Su velatorio se realiza en Fumisa. La mañana de este lunes 7, el féretro será llevado hasta su natal Quinindé, en Esmeraldas, donde será sepultada, mencionaron sus parientes. (I)