Decenas de madres, esposas e hijas de los presos lloraban este miércoles aferradas a sus celulares afuera de la Penitenciaría y de la morgue. Esperaban alguna llamada o un mensaje que confirmara que su familiar había salido ileso de la peor matanza registrada hasta el momento en el sistema carcelario nacional, con un saldo de 116 víctimas, además de 80, según confirmó a las 18:40 el presidente Guillermo Lasso.

En medio del clamor de los familiares de reos por información sobre la identidad de las víctimas, a la Penitenciaría llegaron una tanqueta y más personal de las Fuerzas Armadas para tratar de controlar la situación, pues la tarde de este miércoles seguían saliendo de la cárcel carros de Medicina Legal con más cuerpos, la mayoría del pabellón 5.

El episodio de violencia registrado el martes 28 de septiembre se inscribe en la historia como el capítulo más negro de la Penitenciaría, ya que hasta la fecha no se ha registrado una matanza con esas cifras de víctimas, ni siquiera aquel amotinamiento simultáneo que se dio el 21 de febrero de este año en las cárceles de Guayaquil, Cuenca y Latacunga, cuando la cifra de fallecidos llegó a 80, 22 de ellos en la Penitenciaría.

La delicada situación hizo que el presidente Guillermo Lasso decretara a las 15:00 de este miércoles el estado de excepción en todos los centros carcelarios del país, y desarrollará una reunión del comité de seguridad y citara a una rueda de prensa para las 18:40, en el ECU-911 de Samborondón. Lasso viajó desde Quito para atender la emergencia.

Publicidad

Hasta las 15:00 se había confirmado que eran al menos 45 muertos, sin embargo, el entrante director del sistema carcelario (SNAI), Bolívar Garzón, calculó que se alcanzaría por lo menos los 100 fallecidos en los distintos pabellones de la Penitenciaría del Litoral, producto de la masacre.

Creo que vamos a llegar a los 100, estamos entrando a los pabellones, no ha sido fácil, ayer la Policía tomó el control a las 14:00, pero anoche hubo otros tiroteos, cosas, explosiones, y hoy de mañana ya tomamos total control, estamos entrando a los pabellones del conflicto y descubriendo más cadáveres”, señaló el principal del SNAI, en entrevista con FM Mundo, desde Guayaquil.

Pero una hora más tarde, el SNAI y la Fiscalía confirmaban por separado que los muertos eran 100, además de 54 heridos, entre ellos dos policías. Y ya a las 18:40, el presidente Lasso daba la cifra más lamentable, 116 muertos. Lasso lamentó los hechos y dijo que, además de decretar el estado de excepción, se iba a atender a los familiares de los reos fallecidos, incluso señaló que se habilitaría un albergue provisional en el Parque Samanes, norte de Guayaquil.

Lasso señaló que las cárceles eran escenarios de disputa entre grupos violentos y ahora el gobierno pondrá en acción en la Penitenciaría un programa de rehabilitación específico, para recuperar el control del estado ecuatoriano en esa cárcel, así como en otros centros.

La cifra de muertos fue subiendo mientras pasaban las horas. El general Fausto Buenaño, comandante de Policía de la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón), reveló al mediodía que 31 cuerpos ya habían llegado a la morgue desde la Penitenciaría y que 15 más estaban en los ductos del pabellón 5.

Autoridades confirman que han sido retirados 31 cadáveres de la Penitenciaría del Litoral; otros 15 faltarían por recuperar

Horas después, el director del SNAI dijo que en el pabellón 5, que fue atacado por reos de los pabellones 8 y 9, se hallaron más de 60 cuerpos.

Publicidad

Garzón agregó que aún el conteo de fallecidos continuaba en las instalaciones del centro penitenciario. Para ello siguen recorriendo las instalaciones del reclusorio y se van descubriendo más cadáveres. Personal de Criminalística, Policía y Fiscalía colaboran en el reconocimiento y levantamiento de los cuerpos de las víctimas. Incluso se informó que personal de esas entidades se movilizaban a Guayaquil desde otras provincias.

Realmente es una tragedia, algo tremendo lo que está pasando, esta pelea entre grupos delincuenciales organizados que en la búsqueda del poder interno llegan a estos niveles, realmente es terrible la situación

Bolívar Garzón, director del SNAI.

Las familias exigen información

A las 13:00 se empezó a leer el listado con los primeros 31 reos que habían sido trasladados a la morgue de Guayaquil. Hasta esa hora cientos de personas exigían información y hasta cerraron las calles aledañas.

Familiares clamaban por información sobre la identidad de los reos fallecidos en los enfrentamientos acontecidos el martes 28 de septiembre en la Penitenciaría del Litoral. Foto Jorge Guzmán Foto: El Universo

Nancy, quien no había comido ni dormido desde la mañana del martes pasado, reconoció la cabeza de su esposo en un video que se hizo viral tras los enfrentamientos registrados en la cárcel de Guayaquil. Incialmente se informó que eran 8 los reos decapitados.

La mujer de 35 años contó que hasta las 08:50 de ese día chateó con su pareja y padre de su hija de 5 años. Minutos después, al encender el televisor se enteró de que había un enfrentamiento en la cárcel y salió del cantón Milagro hacia la ciudad con sus cuñadas.

“Cuando lo llamé ya no contestó. Salí a la Peni y estuve ahí desde las 10:00 (martes) escuchando la bala y rezando para que no le pasara nada, pero ya en la madrugada (miércoles) reconocí su cabeza en un video, la tenían dentro de una funda”, relató la mujer que aún no había regresado a su casa y pasó la noche afuera de la cárcel esperando noticias.

Ella narró que su esposo estaba en el pabellón 5 y que fue sentenciado a un año de cárcel. Le faltaban tres meses para salir en libertad.

“Cómo le voy a decir a mi hija que a su papá le cortaron la cabeza, esa es la peor muerte”, dijo Nancy entre lágrimas, mientras permanecía afuera de la morgue junto con decenas de familias en espera del listado de fallecidos.

Presidente dispone apoyo

El presidente Guillermo Lasso suscribió ayer la declaratoria de estado de excepción en todo el sistema carcelario del país y presidió la tarde de ayer una reunión del comité de seguridad que evalúa la situación carcelaria luego de la masacre registrada el martes pasado en la Penitenciaría del Litoral.

El mandatario señaló que el Gobierno estaba empeñado en imponer el control en el sistema carcelario, sobre todo en la Penitenciaría. Para ello, dijo que adelantarán un programa de intervención de las cárceles al centro penitenciario de Guayaquil. Indicó que se invertirían 24 millones de dólares, de un total de 75 millones de dólares que se prevé invertir en 4 años en el sistema.

Lo que importa ahora es preservar la vida en las cárceles, sobre todo en la de Guayaquil, dijo. Ratificó asistencia a los familiares de todos los reos que en estos días se hallan afuera de la Penitenciaría y de la morgue. Para ello se pondría a funcionar un centro de asistencia en el coliseo Abel Jiménez Parra de Parque Samanes. (I)

Manejo de las cárceles en Ecuador: la Corte Constitucional advirtió que plan del sistema de rehabilitación era insuficiente