En menos de 24 horas en el cantón Lago Agrio, provincia de Sucumbíos, se produjeron dos asesinatos en diferentes circunstancias. Las víctimas son un hombre de 34 años y una mujer de 63.

Hasta el barrio Arazá, de la ciudad de Nueva Loja, dos sujetos llegaron a bordo de una motocicleta para irrumpir en la vivienda de un ciudadano que terminó acribillado en presencia de su esposa y dos hijas, la mañana de este jueves.

La esposa de la víctima a la policía que su esposo estaba sentado mirando el celular mientras ella lavaba los platos antes de salir hacia la finca de su cuñada. En ese instante, dos sujetos, cubiertos con mascarillas y gorras, arribaron en una moto, uno de ellos se quedó esperando en la calle y el otro ingresó a la casa hasta donde se encontraba Carlos G. y le disparó en varias ocasiones a un metro de distancia aproximadamente. Luego de eso, salió huyendo en compañía del cómplice.

La señora y las dos niñas no sufrieron ningún daño físico, se indicó.

Publicidad

El teniente coronel Roberto Campoverde, comandante de la subzona de Policía Sucumbíos n.º 21, atribuyó el hecho a un presunto ajuste de cuentas.

Carlos G. tenía antecedentes penales. En el año 2018 fue detenido y sentenciado por la venta de sustancias sujetas a fiscalización.

Durante las pericias realizadas en la vivienda de la víctima, la policía encontró quince sobres plásticos con marihuana.

El otro hecho violento se registró la noche del último jueves en el sector de la precooperativa Siona 1.

En ese sector rural, Clara H., de 63 años de edad, fue asesinada a machetazos por un presunto delincuente.

Junto a la mujer adulta mayor se encontraba su hijo Hólger H., de 24, quien resultó herido tras ser atacado por el antisocial que llegó hasta la vivienda para intentar robar una motocicleta, indicó la Policía.

“Tenemos referencia del presunto victimario, realizamos un allanamiento, pero no pudimos encontrar nada. Nuestras unidades de investigación están tras la pista del responsable de este asesinato”, dijo el teniente coronel Campoverde.

Los moradores de la precooperativa Siona 1 se encuentran consternados por el asesinato de su vecina y pidieron que se capture al responsable. (I)