Jorman Steven V. S., alias Veloz, quien habría planificado y liderado el crimen del presentador Efraín Raules, fue detenido la noche de este jueves en una serie de allanamientos ejecutados en el Guasmo norte, sur de Guayaquil.

En total se detuvo a seis sujetos que pertenecerían a la banda autodenominada como Tommy Hilfiger, brazo armado de la banda Los Lagartos, que habrían sido contratados desde la Penitenciaría del Litoral para atentar contra el actor.

La Policía informó que Veloz, de 21 años, habría recibido una llamada desde prisión y que tras el encargo se ejecutó el robo del carro, planificó el crimen y además convocó a quienes atacaron al presentador el 27 de enero en el norte de Guayaquil, cuando salía del gimnasio.

El coronel Neyb Jiménez, representante de la comandancia de la zona 8 de la Policía, dijo que hay un análisis de llamadas y que se tiene información de números telefónicos del interior de la cárcel.

Publicidad

Ahí entraría en escena Carlos M., conocido como Choclo, quien es hermano del fallecido Geovanny M., alias el Gorras, y actual líder de la banda de Los Lagartos desde la Penitenciaría del Litoral. La Fiscalía presume que Choclo fue quien llamó a Veloz para ordenar el crimen.

Choclo está detenido desde el 2012 por asesinato y habría sido contactado por el autor intelectual, quien pagó a la banda por el atentado.

La Policía aclara que Veloz no iba en el carro desde el que dispararon a Ruales, pero sí se habría deshecho del arma de fuego usada en el hecho y que fue hallada días después en un ramal del estero, en el sector de la isla Trinitaria, en el sur.

Esta banda se dedicaba al tráfico de drogas, tenencia y porte de armas de fuego y delitos contra la vida, refirió la Policía.

Dentro de la investigación del asesinato de Efraín Ruales, Fiscalía investiga a otros tres sujetos conocidos como alias Alvarito (quien disparó), Ñorqui (acompañante) y Casquete (conductor), quienes serían autores materiales del hecho.

Publicidad

Ñorqui ya está en su casa y es cuidado por la Policía

Ñorqui, de 17 años, hasta el miércoles permaneció en la Cárcel 4 de Quito, ahora está con medidas socioeducativas en la casa de sus padres, en el Guasmo sur. Un juez de menores ordenó su salida de la cárcel y ahora la Policía lo cuida las 24 horas del día.

No solo existe el peligro de que el menor de edad, a quien se lo relaciona con tres muertes, se escape sino que los otros integrantes de la banda lo quieran matar para que no hable.

El coronel Patricio Almendáriz, jefe del distrito Sur, mencionó que cuenta con un patrullero en la puerta y que a pocos metros hay más uniformados listos para acudir al sector, no solo para proteger al sospechoso sino a los uniformados que los resguardan.

El juez de menores no solo tomó la decisión de sacar de la cárcel a Ñorqui, sino que lo llevaría a juicio por la muerte de Ruales, pero al ser menor de edad sería juzgado como tal y podría pasar solo 8 años en prisión.

Hasta ahora no se han establecido los autores intelectuales del crimen. La Fiscalía aún tiene un mes para investigar el crimen del presentador. (I)