Ambato

La madre del niño, Mayra Alexandra T. P., de 20 años, y su pareja sentimental, David Antonio R. T., de 31 años, fueron aprehendidos y son los principales sospechosos de la muerte de Óscar Javier T. P., de apenas 4 años, ocurrida la tarde del sábado 5, en el barrio Los Ángeles, sector de La Magdalena, en el sur de la urbe ambateña.

Agentes de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) investigan este suceso.

De acuerdo al parte policial, el sábado 5, a eso de las 16:30, luego de la alerta del ECU-911, los uniformados acudieron a la calle José Peralta del barrio Los Ángeles. Ahí en el dormitorio estaba el cuerpo sin vida del menor, en posición de cúbito dorsal.

Publicidad

El capitán Marco Salazar, jefe de la Dinased de Tungurahua, explicó que se investiga el caso como asesinato, porque de acuerdo a la autopsia el menor presentaba varios golpes en su cuerpo.

La causa de la muerte es por un trauma abdominal, se dijo.

Confirmó que en este caso del niño de 4 años y 10 meses están aprehendidas la madre del menor y la pareja sentimental, quienes convivían con el infante. Se investigan las causas de los supuestos maltratos que recibía la víctima.

El oficial comentó que en las investigaciones han conversado con algunos familiares.

La abuela materna del menor indicó que el año anterior puso una denuncia en contra de su hija y de la pareja sentimental de esta por maltratos al niño, ante lo cual se investiga el trámite jurídico que se habría llevado ante esa situación.

Salazar indicó que es el primer niño que en este 2021 muere por un hecho violento en la provincia de Tungurahua. La audiencia de flagrancia en contra de los dos detenidos está prevista para esta tarde.

Madre dijo que lo dejó en casa porque tenía dolor de estómago

Según el parte policial, la madre del menor dijo que ella salió al mediodía del sábado a trabajar en Huachi Chico, que el hijo no la pudo acompañar como de costumbre porque le dolía el estómago y por eso se quedó dormido.

Y que al regresar, a las 15:00, se percató de que no tenía signos vitales. Entonces llamó inmediatamente al ECU-911 con el fin de que se tome el respectivo procedimiento, contó. (I)