Ciento sesenta y cinco galones de combustible fueron recogidos por militares en el río internacional San Miguel, frontera con Colombia.

El cargamento habría sido arrojado al agua por sujetos que intentaban desvincularse del delito de contrabando, la mañana del lunes 15.

La novedad se registró en Puerto General Farfán, cantón Lago Agrio, provincia de Sucumbíos.

En la provincia de Sucumbíos, los uniformados también detectaron una procesadora de drogas, el domingo 14.

Publicidad

Personal de las Fuerzas Armadas no indicó si hubo detenidos en las dos intervenciones antidelictivas.

La procesadora de droga fue detectada en el sector Santa Rosa. Entre las evidencias encontradas constaron 50 galones de gasolina blanca, 2.815 galones de acetona, 10 sacos de cal blanca, 2 sacos de cemento blanco, un tanque de 55 galones de diésel, 14 hornos microondas, 6 calentadores de químicos, 8 balanzas, entre otros insumos.

Las instalaciones ocupaban un área de 800 metros cuadrados en una zona selvática, donde incluso contaban con una cocina industrial, un congelador, ocho ollas de gran tamaño y cuatro de presión.

“La operación militar estuvo a cargo de personal del Grupo de Fuerzas Especiales número 53 Tayo y del Batallón de Selva número 56 Tungurahua”, indicó la institución castrense en un comunicado de prensa.

En otro operativo en la frontera norte, uniformados del Batallón de Selva número 55 Putumayo decomisaron 300 vigas de madera tipo canelo, que supuestamente eran transportadas en un camión sin los respectivos permisos.

La semana pasada, sus pares del Grupo de Fuerzas Especiales número 53 Rayo también decomisaron 80 tablones de madera. Sucedió en la parroquia Pacayacu.

Publicidad

En los cuatro casos, la evidencia fue entregada a las autoridades pertinentes.

No obstante, se desconocía si los conductores y ayudantes fueron detenidos para investigaciones por supuesto daño ambiental en el área selvática de la frontera norte.

Policía Nacional

En Sucumbíos, la Policía Nacional informó de la reciente captura de cinco sujetos por presuntamente integrar una organización delictiva dedicada al robo de vehículos y extorsión de las víctimas.

Días antes, en la misma provincia fronteriza, agentes incautaron 2.260 cartuchos y 3 armas de fuego, para lo cual allanaron cuatro viviendas.

La Policía no indicó si hubo detenidos en este caso. (I)