Esmeraldas

Una hectárea de plantación de coca y 53 tanques de gas de uso doméstico fueron encontrados en dos operaciones de Fuerzas Armadas y Policía Nacional, en San Lorenzo del Pailón, frontera norte de Esmeraldas, el jueves de esta semana.

La Policía Antinarcóticos ubicó un predio con mil plantas de coca sembradas en una zona montañosa de la parroquia rural 5 de Junio. También se localizaron dos construcciones mixtas, tipo invernaderos, como evidencias adicionales.

Publicidad

De esta hectárea de coca se podrían obtener aproximadamente 7,3 kilos de pasta base, retirando del mercado ilegal un total de 73.000 dosis, informó la Policía.

El juez de la unidad judicial multicompetente del cantón San Lorenzo autorizó el allanamiento policial, destrucción e incineración de la plantación y su infraestructura.

En julio pasado fueron ubicados dos laboratorios de procesamiento de droga, en los sectores El Derrumbe y Mina de Piedra, frontera binacional de Mataje con Colombia, confirmó la Fuerza de Tarea Conjunta Esmeraldas (FTCE).

Publicidad

Las dos instalaciones clandestinas tenían una capacidad mensual de hasta seis toneladas de droga.

En otra operación, fueron incautados 53 tanques de GLP transportado en la lancha Segismundo, por una bocana del río Mataje, frontera binacional entre Esmeraldas y Nariño (Colombia).

Publicidad

La interdicción fue por el personal del Batallón de Infantería de Marina n.º 11 San Lorenzo, en la ejecución de operaciones militares de control de armas, municiones, explosivos e inspección de embarcaciones, en la zona de frontera.

Los tripulantes de la lancha huyeron por el manglar, luego de dejarla a la deriva con los tanques de gas de uso doméstico.

Mientras en Rioverde, norte de esta provincia, fue aprehendido un ciudadano de 40 años, requerido por la justicia por tentativa de femicidio de su exconviviente, el 24 de julio de 2015.

El agresor habría ingresado al domicilio de la víctima para abusar sexualmente, amenazándola con un cuchillo para posteriormente asestarle puñaladas a la altura del pecho y las piernas, dejándola desangrada en el suelo y huir sin rumbo conocido, según el informe policial.

Publicidad

Tenía una boleta de captura y fue ubicado en el barrio 25 de Enero, de la parroquia Rocafuerte, en el cantón Rioverde, el jueves 3. (I)