Una vez que el informe final de la Comisión para el Diálogo Penitenciario y Pacificación fue entregado este miércoles, 15 de junio, al presidente de la República, Guillermo Lasso, cuatro comisionados mantuvieron un conversatorio con medios de comunicación la mañana de este jueves en las instalaciones de la Gobernación del Guayas.

Con ello, según indicaron los comisionados, la labor de esta instancia conformada en el marco de la crisis carcelaria del país llega a su fin.

La Comisión de Pacificación estima que el 10 % de los funcionarios de las cárceles trabaja para las bandas delictivas

En la presentación no estuvo Claudia Garzón, presidenta de la Comisión, quien desde temprano cumplió actividades en la Penitenciaría del Litoral. Ella remplazó a Nelsa Curbelo, quien renunció semanas atrás.

Esta instancia fue conformada tras la crisis carcelaria que afronta el país por la guerra desatada por bandas criminales que se disputan los territorios y que ha provocado masacres.

Publicidad

Los comisionados presentes en el conversatorio fueron Alfredo Narváez (vocero del grupo), Christian Nieto, el padre Luis Barrios y el pastor Francisco Loor.

Narváez refirió que el informe tiene el aporte de los seis comisionados, que hoy culminan su gestión.

“Este informe entregado reúne los aportes individuales de cada uno. Si hay alguna persona que no se siente identificada con este informe, yo diría que estaría equivocada”, expresó el comisionado, tras detallar que el documento tiene más de 60 páginas.

De su parte, el sacerdote Luis Barrios remarcó que el informe fue aprobado por la mayoría. Sostuvo que en el interior de dicha instancia hay diferencias de opiniones, mas no una división.

Publicidad

Mencionó que en enero se plantearon cómo lograr una tregua entre las organizaciones delictivas para que no haya más masacres en las cárceles.

“No una pacificación, porque esto lleva mucho tiempo, esto puede tomar hasta años”, expresó.

Guillermo Lasso firma decreto de creación de comisión para el diálogo y pacificación del sistema carcelario de Ecuador

La tregua no se logró, según Barrios, aunque aplaudió la iniciativa que tomaron el mes pasado unas bandas delictivas de acogerse a una tregua.

“Cualquier intento que venga de las PPL (personas privadas de libertad)... Porque eso no vino de la Comisión, estemos claros; eso vino de un intento de algunas de las PPL...”, comentó y señaló que no está claro cuántos presos adoptaron esa decisión ni cuál es el impacto que esta iniciativa podría tener.

Publicidad

A mediados de mayo pasado, Claudia Garzón habló del tema, a propósito de panfletos y videos de grupos que se identificaban como miembros de organizaciones que operan en las cárceles y aseguraban buscar la paz.

En esos comunicados que circularon estaban los logotipos de los Lobos, Tiguerones, Chone Killers y Latin Kings.

En ese entonces, Garzón señaló que han trabajado con ellos en las cárceles durante cinco meses y que se ha ganado la confianza de los reos, por eso aseguró que la iniciativa de los internos se constituía en un punto de partida.

Durante su gestión, Barrios ha sido crítico del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI).

Publicidad

Comisión de pacificación penitenciaria visitó la cárcel de Latacunga

Cree que hay muchos aspectos de inteligencia que deben reforzarse.

Christian Nieto manifestó que si bien ya existe una política pública en materia del sistema carcelario el informe de la Comisión nutrirá aquello siempre y cuando cada parte involucrada en el tema cumpla sus funciones.

Destacó la importancia que tiene en esto la Secretaría de Derechos Humanos, presidida por Paola Flores.

“Este organismo técnico es fundamental para realmente hacer un cambio estructural que necesitan las cárceles. Las cárceles necesitan un cambio estructural en el que se puede, sí se puede, pero esto tiene que ser de parte de todo el organismo técnico para que, a su vez, todos con la asesoría que el señor presidente necesite, para que se dé un cambio estructural”, expuso.

Al informe, dijeron los comisionados, deben darle seguimiento no solo las instituciones gubernamentales, como el Ministerio del Interior y el SNAI, sino también la sociedad civil. (I)