Cinco muertes violentas se reportaron la madrugada y mañana de este martes 23 de mayo en el noroeste y norte de Guayaquil.

Un policía en servicio activo que salía de su servicio en Nueva Prosperina fue el primero. El cabo segundo Andrés Sánchez fue asesinado a tiros a las 00:30 en el bloque 6 de Flor de Bastión.

El uniformado había salido del sector de Villa Bonita tras cumplir su horario de 16:00 a 00:00 y a bordo de su carro Kia azul se dirigía a su casa.

Publicidad

Hombres armados que iban en dos motos lo siguieron y atacaron cuando circulaban por un colegio del sector.

Dos años de una escalada del crimen organizado y muertes violentas que ni diez estados de excepción han logrado contener

El policía habría salido del carro para resguardarse en una casa, por lo que su cuerpo fue hallado boca abajo con heridas de bala.

Horas después, en el sector de la Juan Montalvo, distrito Florida, un hombre fue atacado a tiros por sicarios en moto.

Publicidad

La víctima fue identificada como Jaime Hidalgo Burgos, de 30 años.

Herido fue llevado al hospital Monte Sinaí, donde se confirmó su deceso. Al sitio del crimen llegaron policías para levantar indicios.

Publicidad

Minutos después se reportó al ECU911 sobre dos asesinatos más en el bloque 4 de Flor de Bastión

En el sector conocido como Tiwintza, dos hombres fueron asesinados a tiros después de las 09:00.

En Ambato, una mujer que caminaba en compañía de un menor intentó quitarse la vida saltando un puente

Los cuerpos quedaron a una distancia de 80 metros. La Policía no dio detalles y por la peligrosidad de la zona desalojó rápido a los medios y a los agentes que levantaron los cadáveres.

Ya a las 11:15 se reportó otro crimen en el norte de Guayaquil.

Publicidad

En la intersección de las avenidas Francisco de Orellana y Rodolfo Baquerizo, el conductor de un automóvil negro fue baleado. Cientos de curiosos se acercaron al carro para tratar de dar los primeros auxilios a la víctima. La Policía se encuentra en el sitio haciendo el levantamiento de los indicios.

Al menos 925 muertes violentas se han reportado en la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón). (I)