Un policía se bajó de un patrullero para comprar un medicamento en un farmacia cuando se encontró con un delincuente armado que amenazaba a la empleada del local.

Ocurrió cerca de las 07:30 de este lunes 17 de mayo en la cooperativa Juan Montalvo, en el noroeste de Guayaquil, y segundos después se dio un enfrentamiento a bala que dejó un muerto y un herido.

Testigos aseguraron que cuatro personas, entre ellas una mujer, que se movilizaban en dos motos participaban del atraco cuando llegó el uniformado del eje preventivo a comprar y alertó sobre el incidente a otros compañeros que patrullaban en la zona.

Un ladrón, que vestían camisa blanca y jeans, ingresó a la farmacia y apuntó con un arma a una empleada para que le entregue el dinero de la caja, medicinas, leche y pañales. Esto ocurrió mientras los otros tres sospechosos esperaban afuera, pero al ver a los uniformados se alejaron.

Publicidad

El delincuentes que salía de la farmacia intentó subirse a una de las motos pero un policía lo tomó de la ropa y lo bajó mientras su compinche arrancaba.

Según testigos, hubo un forcejeo entre ambos hasta que el ladrón se zafó y cruzó la calle, luego intentó subirse a un bus pero le cerraron la puerta y trató de robar un vehículo blanco que pertenece a un hombre que compraba varias cubetas de huevos en una tienda.

El coronel Mario Corrales, jefe del distrito La Florida, sostuvo que el uniformado hizo un uso progresivo de la fuerza cuando el ladrón intentaba bajar del carro blanco a su dueño para huir en ese vehículo y aseguró que el delincuente abrió fuego y fue repelido por el policía.

El hecho fue grabado por varios testigos, transeúntes y trabajadores filmaron la balacera. En las cintas se ve cómo los policías se escondían atrás de los carros para esquivar los disparos, mientras el sospechoso amenazaba al dueño del carro para que se baje.

En ese instante se produjo el enfrentamiento a bala con los uniformados de la Policía que se sumaron para intentar detener al antisocial que se quedó en la zona.

El delincuente y el dueño del carro quedaron heridos. Ambos fueron trasladados a un hospital. Horas después se confirmó el fallecimiento del asaltante, que cayó al pie del vehículo. La Policía informó que el otro herido se encontraba estable.

Publicidad

Junto al automotor, donde cayó el ladrón, había un gran charco de sangre y al menos doce indicios balísticos fueron levantados por Criminalística. También se decomisó el arma que tenía cuatro balas sin percutir y dos celulares.

La trabajadora de la farmacia dijo que ella recién abría el local cuando llegó el ladrón y que estuvo en el local al menos cinco minutos, mientras sus compinches les decían a otros clientes que se acercaban que no había sistema.

El coronel Corrales descartó que el uniformado sea detenido por la muerte del delincuentes, pues cumplía con su trabajo. Además, señaló que se busca a los otros delincuentes que huyeron. (I)