La última semana de diciembre dos sacerdotes fueron atacados por un ciudadano extranjero, denunció la Arquidiócesis de Cuenca mediante un comunicado.

El pasado 31 de diciembre, la Arquidiócesis indicó que una semana antes, el ciudadano que hablaba chino mandarín se había acercado a una de las cúpulas de la Catedral a entregar un mensaje escrito en el que se leía que iba a matar a alguien.

El 91 % de los crímenes ocurridos durante 2023 están bajo investigación, es decir, no han sido resueltos

Días después se encontró con un sacerdote y lo sujetó con fuerza, pero logró liberarse. El último incidente quedó registrado en un video y se dio el 27 de diciembre cuando el padre José Conde se encontraba celebrando una misa y se observa cómo el hombre llega y se acerca a él para sujetarlo del cuello.

Publicidad

Al tratar de asfixiarlo ambos caen y por la intervención de los feligreses se logra detener al hombre y ponerlo a órdenes de las autoridades.

Pese a la respectiva denuncia, las autoridades judiciales decidieron dejarlo en libertad. Es por esto que la Iglesia emitió el comunicado para que las autoridades incrementen la seguridad en la ciudad.

El arzobispo Marco Pérez indicó a medios de comunicación locales que el viernes tuvieron la audiencia respectiva y se conoció que los uniformados habían violado el proceso.

Publicidad

“Las autoridades dijeron que los policías que arrestaron al hombre habían violado los procedimientos, en este caso, si es un ciudadano extranjero tenían que haber comunicado a la embajada de su país y al parecer no lo hicieron, entonces por eso al final terminaron expresando sus disculpas a aquel ciudadano”, reseñó. (I)