IBARRA

Los distintos servicios de la Subzona de Policía de Imbabura siguen la pista a los sicarios que acabaron con la vida de Jaime Cabezas, la noche del 16 de marzo, en un sector céntrico de Ibarra, en la calle Luis Zaldumbide.

Norman Cano, comandante provincial, informó que ya fue localizada el arma de fuego con la que propinaron los tres disparos que terminaron con la vida del político local, así como varias prendas de vestir que arrojaron los dos sujetos cuando huían del lugar de los hechos, cerca a la piscina olímpica.

Este jueves 17, a las 17:30, en el sector de Azaya fue detenido un ciudadano afroecuatoriano, quien es considerado sospechoso, dijo Víctor Herrera, subcomandante provincial. El oficial explicó que el cotejamiento de las imágenes registradas por las cámaras del sector está ayudando a identificar a los asesinos.

Publicidad

Los zapatos y el color del cabello son las principales pistas que permitieron dar con el aprehendido, cuyas iniciales de sus nombres son G. C., quien deberá ser parte de la audiencia preliminar que determinaría si continúa aprehendido o entra al proceso investigativo.

Conmoción en Ibarra por asesinato, al estilo sicariato, de Jaime Cabezas, un político local y líder social

Martín Rosero, abogado de G. C., señaló al medio digital ENTV que va a demostrar que su defendido no tiene nada que ver en el hecho, y probará dónde estuvo en las últimas 24 horas. Según los familiares –dijo el jurisconsulto–, su patrocinado permaneció con ellos en casa la noche del miércoles 16.

“Trascendió que el detenido es oriundo de San Lorenzo, pero vive en Ibarra.

Norman Cano, comandante de la Subzona de Policía Imbabura, dijo que este jueves 17 fueron allanadas más de tres viviendas en la búsqueda de los dos asesinos.

Publicidad

Asesinan a dueño de taller; a su hijo, de 20 años; y a un empleado, en vía Panamericana del cantón El Guabo, en El Oro

Tras el asesinato, al estilo sicariato del conocido abogado y exfuncionario de la Agencia de Regulación y Control Minero (Arcom), la Policía Nacional desplegó desde esa misma noche más controles en los accesos viales y en las carreteras alternas que conectan con Imbabura para evitar que los victimarios salgan de la provincia.

Un equipo especial de investigadores arribó desde Quito para colaborar con las indagaciones.

Los patrullajes continúan en las calles, avenidas y ejes viales.

Mientras, en la ciudadanía hay indignación por este suceso violento. Los habitantes demandan resultados y mayor seguridad. (I)