Un camión repartidor de bebidas que llegaba custodiado a Nueva Prosperina para abastecer a las tiendas de la zona fue atacado por sujetos armados.

El hecho ocurrió la tarde del martes, 18 de junio, en el bloque 9 de Flor de Bastión, una zona de difícil acceso y donde operan varias organizaciones delictivas catalogadas como grupos terroristas por el actual Gobierno.

Un cuerpo decapitado fue descubierto a orillas del estero, en la cooperativa Miami Beach

En ese lugar les cerraron el paso cuando iban a subir por una loma, contó el coronel Roberto Santamaría, jefe del distrito Nueva Prosperina, quien presume que los querían secuestrar para pedir un rescate, pero considera que cuando notaron que en la camioneta había guardias armados los sujetos los acribillaron.

Publicidad

Realizaron al menos 46 disparos en el lugar. Criminalística levantó las vainas percutidas.

La camioneta de la empresa de seguridad quedó con decenas de orificios de bala y el conductor, identificado como Jairo Chalén Tomalá, de 36 años, perdió la vida en el lugar. Mientras tanto, César M. y Walter O. quedaron heridos y fueron llevados hasta el hospital Monte Sinaí.

Ciudadano surcoreano con cinco sentencias condenatorias fue capturado en Guayaquil

Santamaría indicó que la comunidad se llevó las armas de los guardias que estaban malheridos en lugar de auxiliarlos.

Publicidad

También reveló que la banda que estaría tras este ataque sería Mafia 18, una organización que antes operaba en el sur de Guayaquil y que ahora trataría de ocupar ese sector de Nueva Prosperina.

Un caso similar se dio el 26 de agosto del 2023 en el bloque 6 de Flor de Bastión. Ese día un camión hidrosuccionador de Interagua llegó a la zona para realizar trabajos de limpieza de alcantarillado.

Publicidad

Hallan cadáver de un hombre colgado en el puente San Pablo, en Valencia

Por seguridad fueron custodiados por una camioneta en la que iba un guardia privado.

Supuestamente dos hombres en moto se acercaron con un fusil para robarles, pero al encontrarse con el guardia privado hubo disparos.

El custodio fue asesinado en el sitio con varios impactos de bala, mientras los cinco trabajadores de Interagua corrieron para ponerse a buen recaudo. (I)