Tras un año de estudios, 779 aspirantes a policías se graduaron a nivel nacional este viernes 27 de mayo. En la ceremonia realizada en Guayaquil estuvieron 442 nuevos uniformados con sus familiares y en Quito 337 más.

Esta nueva promoción lleva el nombre de César Vallejo, un policía que fue asesinado en cumplimiento de su deber hace seis años.

Los nuevos policías son parte de los 30.000 uniformados que prometió el presidente Guillermo Lasso hasta terminar su mandato para controlar la inseguridad a nivel nacional. El primer mandatario además ofreció una inversión de 1.200 millones de dólares para dotar a los uniformados de tecnología y armamento para luchar contra el crimen organizado que deja solo en la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) 560 asesinatos.

Precisamente para estos tres cantones se sumarán desde el lunes 300 de los policías graduados. Ellos se encargarían no solo de resguardar los sectores más problemáticos, sino de la seguridad en los planteles educativos, como lo anunció el jueves el gobernador del Guayas, Pablo Arosemena, tras conocerse de varios delitos en algunos recintos educativos tras el retorno a la presencialidad.

Publicidad

Los policías que se graduaron este viernes obtuvieron el título de Tecnología de Seguridad Ciudadana. Entre los uniformados hay más de 200 mujeres.

Unas 270 mujeres se graduaron como policías este viernes. La ceremonia se realizó en el Coliseo Voltaire Paladines Polo. Foto Carlos Barros/El Universo. Foto: El Universo

El general Fausto Salinas, comandante general de la Policía, dijo que están sacando de las garras del microtráfico y el consumo a cientos de jóvenes que se convierten en uniformados y promotores de paz.

Pidió a muchos más bachilleres estar alertas a los llamados y las convocatorias que se harían en las próximas semanas, pues destacó que están por lanzar uno de los más ambicioso planes de reclutamiento y formación de policías para los próximos años.

Salinas aprovechó el evento para agradecer el respaldo, la confianza y el respeto del presidente Lasso, quien estuvo en la ceremonia en Guayaquil. En la cita, el mandatario dijo que no pueden permitir que la Policía y las Fuerzas Armadas estén en desventaja ante el crimen organizado y recordó que en sus doce meses de gobierno se han incautado casi 300 toneladas de droga que representan unos 5.000 millones de dólares en el mercado internacional. (I)