Por segundo año consecutivo, el 1 de mayo es atípico. El Día del Trabajo, de carteles, de gritos en las calles y multitudinarias marchas de miles de trabajadores exigiendo sus derechos y exponiendo sus reclamos, ya no está; la pandemia del COVID-19 se lo llevó.

Los miles de pisadas sobre el asfalto se han transformado en likes o ‘me gusta’ en las redes sociales, Nicknames en una videollamada o una fugaz caravana motorizada, un día antes, para evitar aglomeraciones y contagios, mientras este sábado las calles permanecerán vacías y grises en medio de un toque de queda y confinamiento.

Sin embargo, aunque cambió la forma, la protesta continúa, aseguran los dirigentes sindicales, quienes buscan hoy la manera de hacerse escuchar en un 1 de mayo (mañana) marcado por los reclamos a un gobierno saliente, de Lenín Moreno, y por los pedidos para el entrante, el de Guillermo Lasso, quien se hará cargo del Ejecutivo en solo 25 días.

“No vamos a hacer ninguna marcha, la situación (por el COVID-19) está bastante dura, hemos perdido a compañeros activos, jubilados, familiares, entonces sería irresponsable hacer alguna marcha ese día; sí vamos a hacer un encuentro virtual ese día, pedidos al nuevo Gobierno”, sostuvo Richard Gómez, representante de la Central Unitaria de Trabajadores del Ecuador (CUT).

Publicidad

Y en este contexto de la pandemia, Gómez enmarca sus reclamos al gobierno de Moreno, especialmente al plan de vacunación, que según el dirigente, “ha sido un desastre” por los escándalos de corrupción, empezando la investigación por sobreprecios en la compra de fundas para cadáveres y la falta de insumos médicos en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Sindicalistas conmemorarán el Día del Trabajo con protestas motorizadas y reuniones virtuales por la pandemia

El no tratamiento del Código del Trabajo por parte de la Asamblea también es otro reclamo, agregó Gómez, quien aseguró que es una aspiración de la clase trabajadora.

“En el tema de la autonomía del Seguro Social, tampoco se avanzó en eso, el servicio es deplorable, pésimo y tampoco en otros temas laborales que jamás se resolvieron”, sostuvo.

En tanto, sobre los pedidos al gobierno entrante de Lasso, el dirigente de la CUT mostró un documento notarizado el 29 de marzo pasado por María Isabel Núquez, notaria cuadragésima quinta del cantón Guayaquil, que incluye 22 propuestas al presidente electo y que, según Gómez, serán la base de los pedidos al nuevo régimen por parte de la clase trabajadora.

La primera es incluir en las fases iniciales del plan de vacunación contra el COVID-19 a los trabajadores que por su actividad laboral han aportado al desarrollo económico del país, como salubristas, maestros, personal del sector azucarero y bananero, agrícolas, choferes, conserjes, entre otros.

Piden también promover desde la Presidencia de la República una mesa tripartita (representantes de trabajadores, empresarios y Gobierno) para tratar la construcción de un Código Integral del Trabajo, también impulsar políticas sociales que incentiven la reinserción de trabajadores que perdieron sus trabajos a causa de la pandemia.

Publicidad

Según cifras de la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo 2021 (Enemdu), publicada el 23 de abril pasado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), en el primer trimestre de este año, de enero a marzo, existen 476.202 personas desempleadas en Ecuador, lo que hizo que la tasa de desempleo alcance el 5,8% a nivel nacional, 7,3% en el área urbana y 2,8% en el área rural.

Esta tasa estaba en el 5% (401.305) en diciembre del 2020 y pasó al 5,7% (477.412) en enero del 2021, es decir, 76.107 personas se sumaron al desempleo hasta ese mes. Sin embargo, hasta marzo, 1.210 personas salieron de ese estatus.

Sindicatos anuncian movilizaciones y demandas en contra de la Ley Humanitaria y despidos

El desempleo es un tema sensible también para José Villavicencio, presidente de la Unión General de Trabajadores (UGTE). Aseguró que el Gobierno actual ha actuado en contra de los trabajadores y los pueblos aprobando leyes, decretos, acuerdos ministeriales para vulnerar derechos, entre ellos la Ley Humanitaria.

“Se va un gobierno el 24 de mayo que deja incrementando los precios de los combustibles, los que dejan incrementando los precios de los pasajes, que deja una política de empleo inaceptable para los ecuatorianos, donde 6 millones de la población económicamente activa están en la desocupación y en el subempleo; y se va un gobierno forrado en actos de corrupción”, criticó el dirigente, quien espera que se fiscalicen las compras de medicinas, de kits de alimentos, el reparto de hospitales, la corrupción en Petroecuador, entre otros.

Villavicencio dice que el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) no apoyó a ninguno de los dos candidatos en la segunda vuelta del 11 de abril, que la ganó Guillermo Lasso, lo cual les da el peso de exigir, demandar y reclamar las necesidades del pueblo ecuatoriano, que según el titular de la UGTE, las encabeza un programa de vacunación masivo y gratuito para los trabajadores.

“Porque sin vacuna no va a haber reactivación productiva para generar empleo en el país”, señaló Villavicencio, quien continuó con el tema educativo, el desempleo y la fijación de los salarios.

Y advirtió que “si el Gobierno entrante pretende seguir en la línea de violentar los derechos de los trabajadores y los principios fundamentales de la soberanía de nuestro país, se va a encontrar con los trabajadores y el pueblo en las calles”.

En primeros tres meses del año casi 75.000 personas se sumaron al desempleo

Mesías Tatamuez, presidente del FUT, quien anunció una movilización motorizada desde las 09:00 de hoy en Quito y varias provincias, lamentó que las limitaciones de la pandemia les impida llegar a las calles como lo han hecho los últimos 135 años.

Aseguró que su sector presentará un nuevo Código de Trabajo al Gobierno entrante.

“Insistimos al presidente que se posesionará, Guillermo Lasso, que no queremos leyes parches. No estamos cerrados al diálogo con autonomía, para exponer propuestas en beneficio de las y los trabajadores y el pueblo”, sostuvo Tatamuez.