Publicidad

52 mujeres resultaron electas para la Asamblea Nacional, según estimaciones

La representación en nuevo periodo legislativo sería igual que en el actual

Ximena Peña, de Alianza PAIS, fue la única candidata a la Presidencia que compitió en estos comicios electorales en que se presentaron 17 binomios presidenciales.

Unas 1.068 mujeres de un total de 2.247 candidatos participaron como aspirantes a las diferentes dignidades en los comicios del pasado 7 de febrero.

Según datos del Consejo Nacional Electoral (CNE) sobre candidaturas principales, solo 123 mujeres se postularon para asambleístas nacionales, 498 para asambleístas provinciales, 369 para asambleístas provinciales por circunscripción, 34 para asambleístas por el exterior, 43 para parlamentarias andinas y una para presidenta.

No se incluyen las candidatas a vicepresidenta, que fueron nueve.

En Guayas, participaron 17 organizaciones políticas con unos 355 candidatos a asambleístas para las cuatro circunscripciones que integran la provincia. De este total, unas 156 mujeres constan como principales y 166 como suplentes.

Publicidad

Mónica Banegas, directora del Observatorio Nacional de Participación Política de la Mujer y de la Fundación Haciendo Ecuador, expresa que las mujeres siguen representadas en un 38% mientras que los hombres alcanzan un 62%.

En el anterior período legislativo (2017-2021) resultaron electas 52 mujeres para asambleístas, según los resultados electorales del CNE.

Banegas dice que, según los datos del momento del CNE, para este nuevo periodo legislativo las mujeres alcanzarían unos 52 escaños, es decir, el mismo número.

Expresa que, de acuerdo a estos resultados, aún está lejos la paridad 50 a 50 de mujeres y hombres, y considera que esto se debe a que las mujeres no encabezan listas en mayor proporción, pues siguen estando a la mitad o al final y esto da menos opción de ser electas.

En los próximos comicios seccionales, posteriores a la vigencia de las reformas al Código de la Democracia, el porcentaje de listas encabezadas por mujeres en candidaturas pluripersonales y unipersonales será mínimo del 30%. Y en las próximas elecciones generales alcanzará un 50%.

Banegas considera que con estas reformas en el 2023 se espera mayor participación de mujeres en los concejos cantonales y en los gobiernos parroquiales.

Publicidad

La mayor expectativa está en el 2025, cuando lideren el 50% de las listas hombres y mujeres, ya que serán obligatorios los binomios paritarios: hombre-mujer, mujer-hombre, señala.

La directora de la Fundación Haciendo Ecuador manifiesta que las organizaciones políticas siguen lideradas por hombres y no cumplen la paridad en cuanto a afiliados ni adherentes y mucho menos en las directivas. “Las mujeres están en cargos secundarios que no tienen el poder de decisión dentro de las organizaciones políticas”, añade.

Una muestra de esto es que los binomios presidenciales no fueron paritarios. No se vio la voluntad, pues apenas hubo una candidata a la Presidencia y nueve a la Vicepresidencia. Se repitió el formato hombre-hombre, recalca.

‘Norma debería ser ajustada’

Señala que la preocupación es qué pasa si una asambleísta, alcaldesa o prefecta posesionada presenta una denuncia de violencia política de género y de acuerdo a la ley la sanción es considerada como una infracción electoral grave, por lo que se entiende que es dentro del periodo electoral.

Por ello, expresa que la norma debería ser ajustada. Por ejemplo, dice, en México se han dado casos en los que se ha destituido a quienes son agresores de violencia política e incluso se ha restituido el cargo a mujeres cuando se ha comprobado que salieron por este tema.

Ya mantuvieron una reunión con el grupo parlamentario por los derechos de las mujeres, que deja una agenda legislativa para que sea tomada por el nuevo periodo, y el Observatorio Nacional de Participación Política de la Mujer se ha comprometido a acercarse a la Asamblea que se posesionará para plantear esta inquietud, porque podría quedar un vacío.

Andrea Quijije, vocera del Movimiento de Mujeres, dice que durante la campaña han realizado un monitoreo sobre participación de las mujeres en los partidos políticos y cómo ha sido la aceptación en territorio de las candidaturas y el liderazgo que tienen en funciones públicas. Dependiendo de la zona, se observó que en la Sierra y Oriente hay mayor aceptación, se la ve con más positividad; no así en la Costa, en que hay un poco más de resistencia al apoyo de la mujer en espacios públicos, comenta. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?