“Jornada de resistencia y demanda en conmemoración al 1 de mayo”, así fue calificada la “marcha motorizada” convocada por el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) este viernes 30 de abril, un día antes de que se conmemore el Día Internacional del Trabajo.

La “marcha motorizada” recorrió de norte a sur la capital, desde la Tribuna de los Shyris hasta la Tribuna del Sur, y reunió al FUT, la Ceducut, la Ceols, la UGTE, la UNE, la Fetmyp y el Fenogopre, entre otras centrales sindicales.

Bajo la coyuntura del cambio de Gobierno, el dirigente del FUT Mesías Tatamuez señaló que se opone a la privatización en las áreas estratégicas de cualquier empresa o bien público, y a la destrucción del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS); que se mantendrán en resistencia y vigilantes.

Protestas virtuales marcan jornada del Día del Trabajador en Ecuador (y otras noticias en un resumen para iniciar la jornada)

Los trabajadores dijeron repudiar la política “antipopular y antinacional” del presidente Lenín Moreno, y demandaron del nuevo Gobierno del presidente electo, Guillermo Lasso, la atención urgente de necesidades básicas, así como el respeto a los derechos humanos y laborales.

Los sindicalistas exigen a la Corte Constitucional que se declare la inconstitucionalidad de la Ley Humanitaria, que —según ellos— fomentó el desempleo.

Entre otras demandas, también están la vacunación masiva y gratuita, empleo, salarios dignos, educación gratuita y atención en salud, autonomía del IESS y de su banco, exigiendo que el Gobierno y el sector privado paguen las deudas; también, justicia independiente.

Además, se pronunciaron en contra de la corrupción y la impunidad, la liberación del precio de los combustibles y la Ley de Defensa de la Dolarización, enviada hace pocas horas al Registro Oficial para su vigencia y publicación.

Acciones similares se produjeron en otras ciudades del país. Para las 20:30 está programado un “tuitazo” con estas consignas. (I)