Economía, seguridad, social y político son los cuatro temas que desarrollarán por los finalistas Daniel Noboa, de la alianza ADN, lista 4-35, y Luisa González, del movimiento Revolución Ciudadana, lista 5, en el debate presidencial oganizado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) el 1 de octubre próximo.

Analistas señalan que si bien estos ejes están correctamente escogidos, lo más importante es que las preguntas que los abordarán sean lo más específicas posibles para evitar que los candidatos se desvíen del tema. Además, opinan que es necesario que la dinámica sea “más fluida” para que los ciudadanos puedan evaluar los diferentes criterios de los candidatos.

El pasado 18 de septiembre, el CNE presentó los cuatros ejes temáticos. Informaron que el debate estará dividido en cuatro bloques y cada uno tendrá una duración de 25 minutos. Cada eje tendrá dos preguntas.

Publicidad

El debate se desarrollará desde las 19:00 a 21:00, es decir, durará dos horas y será transmitido en cadena nacional, televisión y radio, y redes sociales.

Ruth del Salto será la moderadora del debate entre Luisa González y Daniel Noboa

Patricia Hidalgo, vocera del Comité de Debates, menciona que estos fueron definidos jerarquizando los temas prioritarios, desde las preocupaciones de la ciudadanía, que serán consolidados en ocho preguntas.

El banco de preguntas sigue en desarrollo por el Comité, explica Hidalgo. Ella explica que si bien los ejes fueron ya definidos es complicado conglomerar todos los temas en el cuestionario, por lo que se están priorizando los pedidos de los ecuatorianos para “cumplir con sus expectativas”.

Publicidad

“Tenemos alrededor de 200 aportes de la ciudadanía y con preguntas específicas en muchos casos, entonces lo que estamos haciendo y trabajando aún es en el borrador, en el que ahora tenemos unas 40 preguntas, y vamos a seguir jerarquizando. Viendo cuál es la mayor preocupación porque finalmente solo hay que consolidar en ocho preguntas, entonces sí es un poco complicado, no es tan fácil como se podría pensar”, explica.

La vocera del Comité destaca que aumentar algún eje o preguntas más sería cansado para los espectadores.

Publicidad

En cuanto a otros temas, como el seguro social, del subsidio de la gasolina, de inclusión, la corrupción, justicia, que la ciudadanía también está pidiendo, Hidalgo aclara que debido al corto tiempo del debate no se pueden abarcar de manera particular, por lo que se hará de forma general.

Agrega que los candidatos pueden pronunciarse al respecto en medios de comunicación para aclarar a los ciudadanos sus preocupaciones.

“Temas puntuales vamos a tocarlos de manera general, pero no de una manera particular porque no hay como, pues necesitaríamos 20 horas, entonces para esas preguntas justamente están los medios de comunicación para que ellos puedan ahí clarificar eso”, comenta.

Debate presidencial de segunda vuelta costará $ 74.928, y habrá ajustes en el escenario, dinámica y duración del programa de televisión

Arianna Tanca, analista política, menciona que es positivo que los ejes temáticos en esta ocasión estén más delimitados, pero señala que es importante que las preguntas que se realizarán sean lo más específicas posible para evitar evasivas de los candidatos.

Publicidad

“Me parece positivo que sean dos preguntas, pero espero que sean lo más específicas posible para que el candidato no tenga oportunidad para irse por las nubes. (...) Sí creo que el comité ha hecho un buen trabajo de identificar las necesidades del ciudadano y que en lo posible se den preguntas concretas para que la ciudadanía realmente pueda contrastar lo que dice uno y lo que dice el otro, que es lo que no se pudo hacer en el debate anterior, porque las preguntas eran demasiado abiertas”, expresa.

En cuanto a la dinámica, Tanca indica que si bien es restringida para evitar desorden tampoco es beneficioso para los ecuatorianos que los candidatos se desenvuelvan como en una “presentación de colegio”, pues destaca que lo importante del debate es que los ciudadanos puedan aprender como se comportan los candidatos ante criterios diferentes o ideas nuevas. Por lo que espera que haya un espacio de interacción y sea más fluido para que los ciudadanos puedan evaluar a los candidatos.

“Sí creo que cuando es un debate muy restringido es para evitar que se haga un circo, por así decirlo, pero tampoco nos beneficiamos de que sea como una presentación de colegio, muy preparado. (...) Creo que hay que también dar un espacio de, entre comillas, libertad a los candidatos para que puedan interactuar porque eso nos ayuda a nosotros a ver cómo se comporta el candidato cuando no está en un ambiente controlado. Lo que espero que se mejore es justamente que sea un debate quizás un poco más fluido, más flexible, menos controlado”, subraya.

Héctor Yépez, analista político y director de la Escuela de Gobierno de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES), comenta que los ejes definidos son razonables y coincide con Tanca en que es importante cómo se planteen las preguntas y que la dinámica del debate sea más fluida para, en el ejercicio de la democracia, guíe la decisión de los electores.

“Todo depende de cómo finalice que se planteen las preguntas, porque evidentemente hay muchísimos temas. (...) Si estamos hablando de solo dos candidatos, pues obviamente la calidad del debate mejora mientras menos personas hay, así que creo que va a ser mucho más interesante tener un debate con menos preguntas. Hay que recordar, algunos creen que un debate es un examen de escuela, no es así, se trata de que en el ejercicio de la democracia se permita también una libertad de expresión por parte de cada candidato y al final quien juzga si se ha contestado bien o no, si es productivo o no lo que está diciendo un candidato es la gente, porque ese es el fin de un debate que la gente tenga elementos para decidir, es como ilustrar prácticamente la decisión de los electores”, explica.

Debate presidencial entre Luisa González y Daniel Noboa se desarrollará en un contexto distinto al de la primera vuelta

Lolo Echeverría, analista político, también espera que las preguntas sean concretas y así se eviten “divagaciones” por parte de los candidatos, pues dice que las preguntas deben ser formuladas para que los finalistas puedan responder qué, cómo y en qué tiempo realizarán la acción.

“Lo importante es, más bien, que el tratamiento (de los temas) sea muy concreto, es decir, que no sean divagaciones sobre generalidades... Se puede hablar de crear empleo, pero si no se dice cómo, no son realistas las medidas. Eso me parece a mí que es clave, el plantear preguntas muy concretas, porque ahí es donde se establecen las diferencias y las discrepancias. Uno de los objetivos de un debate es la confrontación de ideas. En este caso, la confrontación de planes o proyectos objetivos diferentes. Entonces, aquí interesa mucho decir que se trata de dos candidatos que pertenecen a dos corrientes enteramente diferentes respecto a la economía, al modelo económico, de las libertades, a la información, etc. Por eso, entonces, conviene darles aliento para que haya discrepancias, para que haya confrontación, porque ahí se mide, primero, la calidad de las ideas; segundo, la capacidad de defender esas ideas y tercero, la capacidad de criticar ideas ajenas sin ser hiriente, ni tampoco complaciente, ni desdibujar las cosas”, asevera.

Los ejes temáticos son:

  • Económico: abordará el presupuesto interno, el fenómeno de El Niño, generación de empleo; y, la dolarización.
  • Seguridad: se plantean preguntas de gestión integral del sistema nacional de seguridad, contexto subregional del crimen organizado y política de integración, sistema de inteligencia criminal; y, desapariciones forzadas de personas.
  • Social: abarca la educación, salud planes y desarrollo del sistema de salud, niños (desnutrición) y adolescentes (salud mental); y, planes de fomento para generar la inclusión de grupos vulnerables (promover derechos).
  • Político: tocará los temas de una consulta popular o Asamblea Constituyente y reformas constitucionales, gobernabilidad con la Asamblea Nacional en año y medio, gobernanza y representación de la Seguridad Social; y, postura del país en el marco de las relaciones internacionales.

Solo en el último eje tendrá la interacción directa de la moderadora, Ruth del Salto, quien intervendrá y hará la réplica, contrarréplica o pregunta complementaria a los candidatos. (I)