La forma en que el presidente Daniel Noboa respondió a los calificativos del exmandatario Rafael Correa, burlándose de su pronunciación del inglés, solo sirvió para alborotar las redes sociales y no para mejorar el nivel del debate político en el Ecuador. Así lo consideraron los consultores en comunicación política Carlos Ferrín y Gustavo Isch, en diálogo con EL UNIVERSO.

“Creo que pueden reflexionar (sobre su voto contra el incremento del IVA), porque ahora me dicen que soy bruto y no me consideran una persona inteligente. Entonces no sé por qué la gente votó por mí: bicos jis nais, bicos jis janson, is sontin incredibol (because he is nice, because he is handsome, it is something incredible, “porque es lindo, porque es guapo, es algo increíble)”, expresó el jefe de Estado la mañana de este 30 de enero en una entrevista con Ecuavisa en el Palacio de Carondelet.

Noboa escogió esa frase que Correa pronunciara en inglés en una entrevista realizada en 2019 con el canal France 24, en la que se refería al arresto del hacker australiano Julian Assange, a quien le dio asilo político en la Embajada en Londres. Fue su forma de responderle a los epítetos que este le diera hace pocos días. Correa señaló que Noboa es ‘bruto’, que no lo considera ‘inteligente’.

Publicidad

Isch recomendó a Noboa no caer en la provocación, eludir la vulgaridad y el enfrentamiento inútil y cuidar el contenido de sus mensajes. En tanto que Ferrín mencionó que el presidente fue reactivo con Correa y lo que logró fue convertirse en un fenómeno viral.

“Me parece que ambos rebajaron el nivel del debate político que el país requiere para que confronten un presidente y un expresidente sobre temas realmente importantes. Cada uno cayó en la provocación del otro: el más joven respondió con una burla a críticas proferidas por el expresidente, un hombre mayor, acostumbrado a descalificar a sus adversarios utilizando epítetos que apuntan a las capacidades intelectuales y hasta físicas de quienes no piensan como él”, indicó Isch.

“Creo que el actual presidente debe eludir la vulgaridad y el enfrentamiento inútil, que solo sirven para alimentar el morbo de las redes sociales y justificar el pago a operadores de troll centers. El terreno ideal para Correa siempre ha sido el de la pelea callejera llevada a la política; incluso, como en esta ocasión, su gestualidad y entonación de voz muestran un perfil emocional cargado de estereotipos e intolerancia. Sería un signo de madurez del presidente Noboa cuidar el contenido de sus mensajes para dedicarlos, por ejemplo, a explicar y educar a la ciudadanía sobre los beneficios o riesgos de sus decisiones en aspectos cruciales para el presente y futuro del Ecuador. Hay personas y asuntos mucho más importantes que darle protagonismo a un expresidente autoexiliado por líos con la justicia”, agregó Isch.

Publicidad

Para Ferrín, la discusión entre Correa y Noboa no se la puede calificar como debate político porque, a su criterio, la ciudadanía no espera que la clase política resuelva una situación en ese tono y esa manera. Asimismo, aconsejó al joven empresario (36 años) que piense mejor no elevar la broma a ese nivel, porque le podría costar algunos números de la aprobación que tiene por su gestión en los dos meses en la Presidencia de la República.

“Creo que estamos en una época en que debería ser considerada una época de sanación para la nación. Estamos viendo incluso que la Asamblea Nacional tiene buenos números de aceptación, porque la gente está viendo un poco esa integración. Si bien es cierto hay una parte dentro del anticorreísimo que no ve bien todos estos -llámense o no- acuerdos, pero todo es por el Ecuador, en el cual votan juntos y van resolviendo, uno a uno, los problemas”, indicó Ferrín.

Publicidad

“Noboa fue reactivo y creo que logró ‘pegarle’ (...) porque incendió todas las redes. Si en algo es bueno el presidente es en convertirse en un fenómeno viral de un momento para otro... Hay que tener en cuenta que un presidente con 80 % de aprobación debe estar compartiendo mucho público correísta que le simpatiza el presidente también. No olvidemos cuando Jan Topic -en el silencio electoral de la primera vuelta- se fue contra Correa, de la nada perdió seis o siete puntos, porque el correísta blando -que estaba con él- no soportó que él se refiriera así a su líder”, agregó Ferrín. (I)