Cuatro renuncias, dos cambios de cargo y un pedido de renuncia forman parte de la primera renovación parcial de Gabinete del gobierno del presidente Guillermo Lasso, durante sus casi primeros cuatro meses de mandato.

Cada salida tiene sus propios antecedentes y motivaciones. El exasambleísta por el PRIAN Vicente Taiano presentó su renuncia voluntaria e irrevocable a la Gobernación del Guayas “por motivos estrictamente personales”.

Taiano agradeció la confianza del mandatario y señaló que, durante los cien primeros días, se han logrado resultados positivos en varias áreas, entre ellas, la vacunación contra el COVID-19 y la seguridad ciudadana. El nuevo gobernador es Pablo Arosemena Marriott.

A menos de dos meses del período presidencial 2021-2025, el fallecido César Monge se vio obligado a renunciar al cargo de ministro de Gobierno, que aceptó tras renunciar a su cargo como asambleísta de CREO, por su enfermedad.

Publicidad

Monge también fue fundador de CREO, exasambleísta de CREO y amigo del presidente. Alexandra Vela ahora lo reemplaza en esas funciones.

Gobierno designa nuevas autoridades en dos ministerios, dos gobernaciones y dos instituciones

La renuncia de la exasambleísta de CREO Tanlly Vera al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) tiene como principal antecedente las protestas e inconformidad de varios gremios de agricultores a su gestión. Pedro Álava González la reemplaza.

Pese a que Vera se presentó en el pleno de la Asamblea para defender su gestión, arroceros, bananeros, cañicultores y otros no dejaron de protestar y pedir su salida. Finalmente, el Gobierno agradeció sus servicios, “al liderar con responsabilidad y entrega” el MAG.

Finalmente, está la renuncia de Jorge Madera a la Presidencia del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), agradeció la confianza de Lasso y dijo que la lucha contra la corrupción le está pasando factura personal y habló de mafias en vendetta contra su familia y él. Francisco Cepeda Pazmiño lo suple.

También está la salida de la exasambleísta de CREO y luego independiente Mae Montaño del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) porque, en sus palabras, le solicitaron la renuncia bajo el argumento de que actuaba con “cierto personalismo”.

En su comunicado, la Presidencia de la República no confirmó ni negó este hecho, solo agradeció “profundamente por sus leales y valiosos servicios”, así como por “la intachable labor desempeñada”. Sin embargo, en la posesión de su reemplazo, Esteban Bernal, el presidente Lasso manifestó: “No podemos pensar en ningún momento que estamos aquí para apuntalar ningún proyecto político, clientelar o personalista...”.

Publicidad

Los cambios de Bernal por Matías Abad de la Gobernación de Azuay y de Ralph Suástegui por José Yunes en la Secretaría General de la Presidencia respondieron a que fueron designados a otros cargos: para dirigir el MIES y la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), respectivamente.

Otros nombramientos fueron los de Galo Robalino como nuevo director general del Centro de Inteligencia Estratégica (CIES), que estaba encargado al ministro de Defensa, Fernando Donoso, y de Diana Apraes como directora ejecutiva de la Unidad de Registro Social.

A Jorge Madera no le alcanzaron la experiencia ni el conocimiento para lidiar con las estructuras del IESS

Para Francis Romero, director de la encuestadora Click Report, la remoción de algunos funcionarios no se debe ni a una “crisis” de Gabinete ni a una mala imagen del mandatario, pues para cada caso hay razones específicas. Además, luego de cumplir con la principal oferta que era la de vacunar a nueve millones de ecuatorianos en cien días, el mandatario tiene como misión principal reactivar al país, y por eso los cambios.

“Haciendo un análisis objetivo, el presidente lo que está haciendo es dar señales de que si la persona en la que él confía no cumple lo que tenía que cumplir inmediatamente, será reemplazada. Esta acción de reemplazar tan pronto quiere decir que, en estas áreas, el presidente identifica que no hay un camino claro que tenía que transitar cada una de esas instituciones. No le tembló la mano e hizo esta renovación”.

El analista político Giuseppe Cabrera considera que en algunos casos era evidente que los cambios se iban a dar, por ejemplo, en Agricultura y en la Gobernación del Guayas, por la crisis con los arroceros, pues fue el primer paro que tuvo que enfrentar el Gobierno y la escalada de violencia en la provincia en mención, respectivamente. Sorprende un poco la salida de Montaño, quien si bien se separó en algún momento de CREO, fue una de sus fundadoras, aunque también es claro que el MIES tampoco tuvo grandes hitos en los cien primeros días.

“Lo que queda es saber si estos cambios solo son estéticos, de nuevos rostros frente a las instituciones o son estructurales, de personas que vienen con visiones y capacidades diferentes para articular finalmente la ejecución del plan de Gobierno que tiene que ejecutarse”, agregó Cabrera. (I)