El expresidente de Seguros Sucre condenado en Estados Unidos por recibir sobornos, Juan X. Ribas Domenech, mantuvo inversiones por $ 2,7 millones en las cuentas bancarias del grupo IBCorp, de Jorge Chérrez Miño. En los registros bancarios analizados por EL UNIVERSO se detalla que el objeto de esas operaciones fue la compra de activos, el aporte de capital para proyectos de desarrollo en Ecuador y la administración de portafolio.

Chérrez Miño, declarado fugitivo en Estados Unidos porque se lo investiga por supuesto pago de sobornos y lavado de dinero relacionado con las inversiones del Isspol, manejó los fondos de Ribas Domenech, su esposa, Marina Vedani, y su empresa Zubeda Enterprises Limited, con sede en Islas Vírgenes Británicas.

La existencia de Zubeda Enterprises fue revelada por EL UNIVERSO el año pasado cuando se publicaron los llamados Pandora Papers, una filtración del ICIJ (Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación) que unió a más de 150 medios alrededor del mundo.

En Zubeda Enterprises participaron Ribas, su esposa y su cuñado, Gastón Vedani, que trabajaba para Latin American Financial Services (Lafise) y luego para IBCorp. Incluso Chérrez le había concedido a Gastón Vedani un préstamo, a través de 305 Real Estate Holdings LLC, por $ 3 millones para la compra de una mansión en Coconut Grove, en marzo de 2019. La hipoteca se canceló en julio de 2021, dos meses antes de que Ribas se confesara culpable en Miami.

Publicidad

El dinero de Ribas y Zubeda se movió a través de tres cuentas bancarias de dos empresas en Miami: IBCorp Investments & Business Group LLC y Light Worker 1111 Foundation LLC. Los egresos comenzaron el 16 de abril y se extendieron hasta junio de 2019, con los últimos pagos cancelados solo a Ribas.

Entre ingresos y egresos existe una diferencia de casi $ 300.000 a favor de IBCorp, pero los registros bancarios enviados como parte de la cooperación de Estados Unidos no están completos.

En los estados de cuenta, analizados por este Diario, no hay información detallada sobre las inversiones de Ribas, que confesó haber recibido $ 5 millones en sobornos cuando estaba al frente de Seguros Sucre.

En realidad, la mayoría de las veces el dinero entró y salió al poco tiempo, especialmente de la cuenta de Light Worker 1111 Foundation LLC, donde ingresaron en tres depósitos $ 1,1 millones. El resto de los fondos estuvieron a cargo de IBCorp Investments.

Publicidad

En los giros bancarios y en el cobro de un cheque de gerencia, por $ 452.000, consta que los fondos pasaron por el Banco Sabadell, donde Zubeda mantenía una cuenta.

Golden Traders International Corp., proveedora de Ecuagran

Otra compañía que consta en los registros bancarios con muy poca información es Golden Traders International Corp., proveedora de Ecuatoriana de Granos S. A. Ecuagran, que fue declarada en liquidación por la Superintendencia de Compañías, junto con su filial Delcorp. El Instituto de Seguridad Social de la Policía acumula una inversión de $ 25 millones con Delcorp, de los cuales $ 21 millones corresponden a la compra de facturas negociadas en la Bolsa de Valores de Guayaquil.

Ecuagran y Delcorp realizaron varias emisiones en la Bolsa de Valores de Guayaquil y ahora acumulan deudas millonarias con los inversionistas, muchos de ellos del sector público, como Seguros Sucre. Gad Goldstein Valdez, Ernesto Huerta Egüez y Enrique Weisson Accini, representantes legales de las dos empresas, salieron del país incluso antes de que se les emitieran órdenes de prisión. El 19 de marzo pasado se anunció que Weisson colaboraría con la Fiscalía ecuatoriana.

Golden Traders International Corp., con sede en Miami, no era cualquier proveedor. Desde 2012 mantenía negocios con Ecuagran y en los balances de los últimos años se registraban como “importaciones en tránsito”, las compras a esta compañía. Con el tiempo ese rubro iba siempre en aumento, llegando a la decena de millones de dólares, y las autoridades sospechan que fue usada para aumentar los activos de la empresa.

Publicidad

El actual liquidador de Ecuagran, José Ibáñez, informó a este Diario que de acuerdo con la documentación de la compañía la última entrega de Golden Traders International se dio en febrero de 2018 y se trató de un embarque de trigo. Al 31 de diciembre de 2020, el balance de Ecuagran cerró con $ 11,2 millones a favor de Golden Traders International por pago de mercadería que nunca llegó, añadió. Hace pocos meses, Ibáñez también fue designado liquidador de Seguros Sucre S. A.

En los registros bancarios de las compañías del grupo IBCorp se anotaron once depósitos de Golden Traders International Corp. por un total de $ 1,5 millones entre el 3 de octubre de 2014 y el 6 de febrero de 2015. Todos fueron a la cuenta “Portafolio Master”, terminada en 0895 que mantenía IBCorp Investments & Business Group LLC en el TD Bank. El dinero llegó desde el Bank of America.

Los once depósitos están registrados como “Trade related”, es decir, relacionados con el comercio.

No existe ningún egreso a favor de Golden Traders International Corp. en las once cuentas analizadas por este Diario, pero en la cooperación internacional falta información sobre las operaciones del Grupo IBCorp.

Publicidad

Golden Traders International se creó en Miami en febrero de 2012 y actuaba como directora de varias empresas, con sede en la misma ciudad, que se cancelaron el 26 de septiembre de 2014. Entre ellas: America Fertilizers, Global Fertilizers, Fertisol, Global Grains, Nitro Source y Nitro Trading.

A partir de 2016, Julio A. Gavilanes asumió la dirección Golden Traders International, hasta que en septiembre de 2020 se la disolvió. En 2017, Gavilanes también asumió la dirección de Global Agri Advisors LLC, una empresa de la que Gad Goldstein era director, y que aún se mantiene activa. (I)