La Función Electoral centra al 5 de febrero de 2023 como la fecha tentativa en la que se realizarán las elecciones seccionales y de los siete vocales del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS).

El Consejo Nacional Electoral (CNE) y el Tribunal Contencioso Electoral (TCE), que integran la función Electoral, mantuvieron este 25 de enero una plenaria virtual para discutir los hitos que componen el calendario regresivo para organizar los comicios del 2023, antes de aprobarlo y declarar el inicio del periodo electoral.

Un calendario borrador contemplaba que este periodo se declararía el 26 de febrero de 2022 y que en esa fecha los votantes irían a las urnas el año próximo. Pero este sufrió variaciones, y la nueva propuesta es que el sufragio sea el 5 de febrero de 2023, para elegir prefectos, alcaldes, concejales urbanos y rurales, miembros de juntas parroquiales y los siete consejeros principales del CPCCS.

Sorteo para definir a los consejeros que saldrán del Consejo Electoral se haría antes de que se declare el periodo electoral para los comicios del 2023

La convocatoria a estas elecciones se haría el 21 de agosto de 2022.

Publicidad

Pero este calendario fue observado por los jueces electorales, quienes están preocupados por los plazos para que las organizaciones políticas realicen su democracia interna para elegir a los candidatos a los gobiernos locales.

El presidente del TCE, Arturo Cabrera advirtió, que el tiempo que se da para que los partidos y movimientos políticos realicen sus primarias se “cruza” con los plazos en los que deben resolverse los recursos subjetivos a esas elecciones internas.

Sus estimaciones son que para estos comicios el CNE debe observar la realización de más de 840 procesos de democracia interna, pues hay 268 organizaciones políticas inscritas, de la que emanarán unos 90.000 candidatos.

Por lo que cree que el Consejo debe establecer un periodo en el cual las agrupaciones políticas agoten la resolución de sus conflictos internos, antes de acudir a sede administrativa y jurisdiccional para encontrar una resolución.

Publicidad

Esto porque en el caso de los recursos subjetivos, los jueces estiman que cada caso tomará 46 días en tener sentencias en primera y segunda y definitiva instancia.

El calendario propuesto abre un periodo para la democracia interna del 22 de julio al 5 de agosto.

Ocho o nueve papeletas recibirán electores en los comicios del 2023 si el presidente Guillermo Lasso concreta su llamado a consulta popular

Del 6 de agosto al 10 de octubre, el TCE debería tener sentencias ejecutoriadas. Pero esto se enfrenta con que desde el 22 de agosto empezará la inscripción de las candidaturas hasta el 20 de septiembre.

“Esto va a tener efecto en la inscripción de candidaturas”, dijo Cabrera al advertir que mientras el CNE plantea cerrar la inscripción el 20 de septiembre, el Tribunal estaría en esa fecha aún resolviendo recursos sobre las primarias.

Publicidad

A lo que se suma la posibilidad de que durante la resolución de los recursos legales se concluya que una organización política hizo una democracia interna “mal hecha” y haya que repetirla.

“Es necesario que volvamos a revisar (el calendario) para que no caigamos en un conflicto de competencias”, subrayó Cabrera.

Su alerta se da por lo que ocurrió en los comicios presidenciales del 2021, cuando el CNE y el TCE disputaron sus competencias en la inscripción de la candidatura a la Presidencia de la República del empresario Álvaro Noboa por el movimiento Justicia Social.

El CNE alegaba que los plazos para inscribir candidaturas culminaron, mientras que el TCE en sus sentencias ordenaba que se dispongan los mecanismos para que el excandidato se inscriba y participe.

Publicidad

De ese hecho, la sentencia del Tribunal no se ejecutó y los consejeros electorales fueron denunciados en la Fiscalía del Estado por no cumplir la orden de autoridad competente.

Elecciones 2023: Los votos de los candidatos al Consejo de Participación Ciudadana serán los terceros en contarse

Una de las observaciones que hizo el TCE es que habría doble convocatoria para estos comicios: una para las seccionales del 2023 y otra para la elección de los candidatos del CPCCS.

La presidenta del CNE, Diana Atamaint, aclaró que esto responde al artículo 22 de la ley del Consejo de Participación Ciudadana, que establece que la convocatoria para la recepción de las postulaciones a ser consejero se realizará en los “idiomas oficiales de relación intercultural, la misma que será publicada en el Registro Oficial”.

Esa convocatoria se publicaría el 31 de mayo de 2022. Previamente, el calendario plantea que el 27 de mayo esté conformada la veeduría ciudadana que observará la transparencia del proceso de postulación.

El 31 de mayo también deberá estar conformada la Comisión Verificadora, que revisará el cumplimiento de requisitos de los aspirantes a ser vocales del CPCCS.

Del 1 al 15 de junio se recibiría la inscripción de estos candidatos; y con la sustanciación de impugnaciones y apelaciones a las candidaturas, el 23 de septiembre se publicaría el listado oficial de quiénes participarán.

La campaña electoral para las seccionales y del CPCCS está prevista del 3 de enero al 2 de febrero; la realización de los debates electorales de candidatos a ser prefectos y alcaldes se realizaría entre el 3 y el 15 de enero.

Del 8 al 10 de abril de 2023 se adjudicarían los escaños y el 14 de mayo las autoridades electas tomarían posesión en los cargos.

Los titulares de la Función Electoral prevén reunirse en los próximos días para aprobar este calendario con los cambios planteados. (I)