El sorteo público por el cual se determinará la culminación del primer periodo de dos consejeros principales y suplentes del Consejo Nacional Electoral (CNE) no dispondrá que si dos mujeres son las elegidas sus remplazos sean, de igual forma, dos mujeres.

El pasado 20 de noviembre el pleno del Consejo Electoral cumplió sus tres primeros años en funciones y debía ser renovado parcialmente, en cumplimiento del artículo 218 de la Constitución, que señala que los vocales estarán seis años en funciones y deben renovarse cada tres años con dos miembros en la primera ocasión y tres en la segunda.

El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) es el órgano encargado de realizar el concurso de méritos, oposición e impugnación ciudadana para la renovación, que está retrasado, pues recién está en proceso de integrarse a la comisión ciudadana que elegirá a las nuevas autoridades.

CNE terminó su primer tercio de gobierno bajo la duda de cuándo se renovará a cuatro de sus consejeros

Al cierre de las postulaciones para ser comisionado, se reportaron 86 ciudadanos inscritos, a quienes se les revisará el cumplimiento de requisitos legales para ser admitidos y que continúen en la siguiente etapa de calificación de méritos.

Publicidad

En todo caso, de acuerdo con el cronograma interno, el CNE estará renovado en julio del 2022; mientras tanto los actuales consejeros se mantendrán prorrogados en sus funciones.

En el reglamento para la designación, el CPCCS estableció que el sorteo que definirá a los miembros salientes se haría “luego del 20 de noviembre de 2021″, pero esa fecha es desconocida al igual que la metodología que se aplicará.

No obstante, la expectativa está en los resultados de este procedimiento al azar, para el cual se fijaron tres reglas.

Actualmente, el organismo de los comicios está compuesto por dos hombres: José Cabrera y Enrique Pita; y tres mujeres, Diana Atamaint, Elena Nájera y Esthela Acero.

Publicidad

Originalmente, estaba conformado por Cabrera, Pita, Luis Verdesoto, Atamaint y Acero. En mayo pasado, Verdesoto renunció a su cargo y Nájera se principalizó.

CPCCS contra reloj para renovar al Consejo Electoral antes de que se declare periodo electoral para los comicios del 2023

Bajo ese escenario, la primera regla del sorteo señala que si resultan sorteadas dos mujeres para terminar su periodo, se designaría en sus remplazos a los dos candidatos mejor puntuados, “de los cuales al menos una deberá ser mujer”.

Es decir, no se elegiría a dos mujeres, sino a un hombre y una mujer. Con lo que el pleno tendría una estructura de tres hombres y dos mujeres.

La segunda regla es que si son sorteados un hombre y una mujer, en su remplazo “al menos uno deberá ser hombre”. Por lo que serían tres mujeres y dos hombres los que estarán en funciones.

Publicidad

La tercera opción plantea que si son sorteados dos hombres, se elegirá a dos hombres.

Con la opción dos y tres tendrán como efecto un pleno con mayoría de mujeres.

En el caso de los vocales suplentes se aplicará la misma metodología; y entrarán en ese sorteo Mónica Noriega, María Cristina Kronfle; Xavier Torres y Andrés León.

Si son sorteadas dos mujeres, se designará en su remplazo a una mujer y un hombre, con lo que habrá tres suplentes hombres.

Publicidad

Si salen una mujer y un hombre, sus remplazos serán del mismo género; al igual que si son sorteados dos hombres, se seleccionará a los dos hombres mejor puntuados del concurso público.

El catedrático y analista Esteban Ron explicó que la equidad y la paridad de género debe reflejarse en la conformación total del pleno. Es decir, entre los diez miembros (principales y suplentes) debe haber cinco mujeres.

En el caso del CNE, al ser un cuerpo colegiado de cinco vocalías (impar), puede estar compuesto por tres mujeres y dos hombres o viceversa.

Tres consejeros de Participación Ciudadana plantean demanda que les permita participar en próximas elecciones

“Lo que se ha hecho es jugar con las alternativas matemáticas. El único problema es que si salen dos hombres, deben entrar dos hombres, porque deben estar dos mujeres o tres hombres o tres mujeres y dos hombres”, precisó.

Esta última alternativa no debe considerarse como inequitativo para aquellas mujeres que concursen y no sean elegidas después de los resultados del sorteo, pues las mejores candidatas puntuadas asumirán las suplencias.

Francisca Morejón, fundadora de la Red de Mujeres Políticas del Ecuador, recordó que la Constitución dispone que los cuerpos colegiados deben respetar la paridad de género, por lo que exhortó al Consejo de Participación Ciudadana a realizar esta renovación “bajo reglas claras”. (I)