Mónica Palencia aseguró ante la Comisión de Relaciones Internacionales y Movilidad Humana que le hizo conocer en diciembre a la Embajada de México la política interior del Gobierno ecuatoriano, y que ningún pacto a nivel legislativo incluye convenio sobre impunidad.

Esta comisión, que discute la competencia de fiscalización de los hechos registrados en la embajada de México en Quito, recibió hoy a la ministra del Interior, al ministro de Defensa, Giancarlo Loffredo y la canciller, Gabriela Sommerfeld.

Palencia explicó que se solicitó a Cancillería que solicitara formalmente a la Embajada de México la entrega de Jorge Glas, o bien se permitiera el ingreso con fines de detención.

Publicidad

“Recibí muchas críticas, pero tuve una intencionalidad política clara, era la manera de recordarle a la Embajada de México que habíamos discutido las interpretaciones del asilo ”, señaló. “Yo quería al máximo evitar un impase entre las dos patrias que amo”.

Aclaró, además, que le pidió a Sommerfeld que tuviera a una persona a nombre del Ministerio del Interior, al considerar que se podría generar un conflicto de intereses por su doble nacionalidad.

En diciembre también habría pedido a México no desnaturalizar la misión diplomática del país: “Estaba yo segura, convencida, de que con la excelente tradición histórica de México en materia de asilo, ello sería respetado”.

Publicidad

Palencia también denunció ser víctima de persecución.

“Estoy siendo víctima de una persecución y se ha presentado, incluso antes de escuhar mi solicitud de juicio político”, declaró. “No admito ni voy a admitir jamás que se pretenda ensuciar mi nombre por delincuentes que han hecho tanto daño a los ecuatorianos”. (I)