Más de un millón de familias a nivel nacional empezaron desde este 1 de julio a recibir el bono de desarrollo humano (BDH) con el incremento de $ 50 a $ 55 establecido por el presidente Guillermo Lasso, vía Decreto Ejecutivo, desde el 18 de junio pasado. Esta suma se destina a familias en situación de pobreza y pobreza extrema, la mayoría de ellos con madres jefas de hogar.

Según un balance hasta junio de 2022, 1‘009.267 núcleos familiares están habilitados para recibir el bono. De esta cifra, el 68 % (489.384) se autoidentifica como mestizos, un 16 % (116.429) como montuvios y el 9 % (62.945) como indígenas.

Las provincias con mayores beneficiarios son Guayas, con 207.094 usuarios, que representan el 21 % del total de la cobertura habilitada, seguido de Manabí, 14 % (141.785), Los Ríos, 9 % (90.021), Esmeraldas 6 % (63.904), Pichincha 5 % (53.104) y Cotopaxi (44.400), Chimborazo (42.363), Loja (38.486) y Azuay (36.585), que juntos representan el 4 %.

Según el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), la inversión en transferencias monetarias para este año será de aproximadamente $ 1.219′209.047. La implementación del incremento implica un impacto presupuestario que asciende a $ 29′814.540.

Publicidad

“Seguimos invirtiendo en el bienestar de los ecuatorianos porque la política social es nuestra prioridad”, precisó el ministro de Inclusión Económica y Social, Esteban Bernal.

Norma Encalada, beneficiaria del incremento del bono de desarrollo en Azuay, asegura que este es muy significativo para ella porque le sirve principalmente para comprar alimentos y artículos de primera necesidad para sus hijos.

“Este incremento en el bono nos ayuda para otros gastos extras y sobre todo ayuda mucho a los que más necesitamos”, explicó.

De igual forma opina Katherine Armijo, oriunda de El Oro y favorecida con el aumento, quien indicó: “Es una noticia muy bonita porque nos ayudan, especialmente, a las personas de bajos recursos. Nos satisface mucho que nos hayan incrementado este apoyo para los gastos que demanda mantener un hogar”.

Publicidad

¿Cómo es el cobro del BDH?

El sistema de cobro del bono de desarrollo humano funciona a través de transferencias monetarias (bonos y pensiones), que son mecanismos de inclusión económica que garantizan niveles de protección social para la población más vulnerable en pobreza y pobreza extrema.

Para acceder a la suma, existen dos mecanismos de pago: a través de ventanilla y mediante una cuenta.

El primero, al que están acogidos el 77 % de beneficiarios, se realiza a través de instituciones financieras: públicas y privadas, populares y solidarias con las que el MIES mantiene convenios. Están habilitados 7.154 puntos de pago a nivel nacional.

Los beneficiarios acogidos a esta modalidad pueden cobrar en cualquiera de los puntos de pago presentando su cédula de identidad original, según su último dígito de la cédula, es decir, si su cédula termina en 1 puede cobrar los días 1, 11, 21 y 31 de cada mes.

Publicidad

El segundo mecanismo se realiza a través de la acreditación de los valores en cuentas bancarias registradas por los beneficiarios, que correspondan a instituciones financieras que deben constar en el Banco Central del Ecuador.

¿Cómo funciona el sistema de cobro de bonos y pensiones?

La Unidad del Registro Social (URS) establece el índice del Registro Social con datos de personas que se encuentran en pobreza extrema y tienen 8.89208 puntos y pobreza 29.77402, es decir personas que están en los deciles 1, 2 y parte del 3.

Adicionalmente, esta unidad remite la base de Registro Social vigente misma que, en conjunto con la base de Registro Social 2014 entran al proceso de depuración mensual con las demás bases externas que el MIES solicite a las entidades del sector público y establecer la respectiva autorización de gasto para el pago de bonos y pensiones. (I)