“Cuente con mi mejor predisposición y la de mi gabinete para participar en un proceso de diálogo franco y respetuoso con la Conaie y más organizaciones de la sociedad civil que deseen sumarse, para juntos buscar solución a cada una de las legítimas necesidades de las familias ecuatorianas”, le respondió el presidente Guillermo Lasso a Humberto Salazar, presidente de la Fundación Esquel y del colectivo Diálogos Nacionales, ante su propuesta de apoyar un acercamiento con la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador.

La Conaie convocó a un paro nacional “indefinido” que va por su noveno día; grupos de manifestantes lograron entrar a Quito y desde la noche del pasado 20 de junio protagonizan enfrentamientos con la fuerza pública.

La carta de Lasso dirigida a Salazar tiene fecha del 20 de junio, pero recién se hizo pública la tarde de este 21 de junio.

En esta, el mandatario le indica que el Gobierno “ha acogido gran parte” de la agenda presentada por la organización social, que tiene diez puntos, con medidas compensatorias que se anunciaron el 17 de junio pasado. “Pero estamos conscientes de que el proceso de solución de los problemas de un país es dinámico y por tanto estamos dispuestos a identificar en conjunto las mejores formas y vías para estas soluciones”.

Publicidad

La semana pasada, Esquel y otros grupos que son parte de la plataforma Diálogos Nacionales señalaron que era necesario crear “una comisión mediadora con la participación de las organizaciones de la sociedad civil que han venido impulsando el diálogo, organismos internacionales, los Gobiernos autónomos descentralizados, gremios y colegios profesionales, organizaciones de derechos humanos, iglesias y academia”.

“La condición esencial para el diálogo es la voluntad política de las partes sin condicionamiento alguno que no sea otro para actuar en democracia y la resolución eficaz de los conflictos, precautelar la vida de las personas y la convivencia pacífica. Es el momento para un diálogo auténtico, es decir, conducido por personas e instituciones con indiscutible credibilidad y experiencia, voceros y voceras calificados, que guíen un plan de trabajo consensuado, con reglas de juego claras, recursos comprometidos, mecanismos de seguimiento y monitoreo. Vamos a un diálogo serio, edificante y en el que nos sintamos ganadores todos los ecuatorianos y ecuatorianas”, indicó el colectivo.

En un conversatorio con medios, este 21 de junio, una Comisión Convocante integrada por más de 300 organizaciones de la sociedad civil invitó formalmente a las partes a un diálogo con la asistencia técnica de la Unión Europea en Ecuador y el sistema de Naciones Unidas.

Salazar indicó que dicha mesa trabajará en función de tres lineamientos: generar un espacio que permita canales para la solución de conflictos que se suscitan en el país, establecer un marco conceptual que permita encontrar posiciones, conduzca a un acuerdo de largo plazo y recoja intereses nacionales, e invitar tanto al Ejecutivo y como a la Conaie a las reuniones.

Publicidad

Ana Patricia Muñoz directora del Grupo Faro, informó que ya hay una metodología para que se inicie el diálogo: se realizarán conversaciones bilaterales con las dos partes y se establecerán las reglas de juego; se incluirán temas en los que estén de acuerdo ambas partes y, posteriormente, se crearán mesas de trabajo que incluyan procesos que permitan la consulta con las bases.

Al momento, estos grupos están a la expectativa de una respuesta de la Conaie.

Días atrás, también a través de una carta, Lasso le expuso a Iza todas las acciones que lleva adelante el Gobierno para atender sus diez pedidos, entre los cuales están la reducción de los precios de los combustibles, condonación y moratoria de deudas de los campesinos, el respeto a los derechos colectivos, el control de precios de los productos de primera necesidad, la moratoria en la explotación minera y otros.

Iza ha dicho que en las próximas horas le responderá a Lasso.

Publicidad

A la par de la iniciativa de este colectivo social, hay otras generadas desde otras instancias. Una de ellas es la Asamblea Nacional que la noche del pasado 20 de junio aprobó una resolución que, entre otros puntos, convoca a un diálogo entre las partes con intervención de organismos sociales, internacionales, Iglesia, universidades y gremios productivos.

La cita está convocada para la tarde de este 21 de junio, a las 16:30, de forma reservada y virtual. (I)