A través del Decreto Ejecutivo 526 del pasado 12 de agosto, el mandatario Guillermo Lasso Mendoza derogó el número 213, suscrito el 1 de octubre de 2021, en el que dispuso la creación de una consejería de Gobierno ad honorem para la gestión y estrategia comunicacional del presidente de la República.

En ese documento también se designa a Rafael Cuesta Vallarino en ese puesto.

Se trata de la segunda consejería ad honorem que deroga el mandatario en la última semana. La primera fue la de asuntos políticos que ocupaba Aparicio Caicedo Castillo, quien pasó a ser parte de la nómina de la Presidencia de la República como consejero gubernamental con rango de ministro de Estado.

No se conoce si Cuesta Vallarino también será enrolado en la Función Ejecutiva, pues no se ha emitido al momento un decreto en ese sentido.

Publicidad

Él se venía desempeñando como asesor de la comunicación personal de Lasso; además se encargaba de la redacción de sus discursos, con el apoyo técnico de otros funcionarios de Carondelet.

Es hijo del periodista Rafael Cuesta Caputti, gerente general de TC Televisión, y es parte del equipo de comunicación del ahora mandatario desde su primera campaña electoral, en el 2012.

En las últimas semanas, la Comisión de Participación Ciudadana de la Asamblea Nacional ha realizado una investigación sobre el trabajo de los consejeros ad honorem y los gastos en los que incurre la Función Ejecutiva para que lo desarrollen. Esto tras las denuncias de supuestas injerencias de Caicedo Castillo en los concursos para elegir autoridades que organiza el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS).

Lasso tiene todavía dos consejeros ad honorem: Luis Coloma, que lo asesora en la elaboración de políticas públicas para combatir la desnutrición, y Roque Sevilla, en asuntos de medioambiente y cambio climático. (I)

Publicidad