El sector de la construcción, a través del gremio Constructores Positivos, que representa a más de 600 profesionales, hizo públicas algunas propuestas dirigidas a los candidatos que participarán en la segunda vuelta electoral programada para el próximo 11 de abril, Andrés Arauz, de la Alianza UNES, y Guillermo Lasso, de la Alianza CREO-PSC.

Estas propuestas se enfocan en mejorar el entorno para constructoras y compradores y en una mayor oferta de créditos hipotecarios por parte de la banca privada, tras un año marcado por la pandemia del COVID-19 que generó pérdidas al sector; sin embargo, este fue uno de los que más rápido se reactivaron con un plan piloto a finales de abril del 2020 con 71 proyectos a escala nacional, 48 relacionados con el sector privado y 23 con el sector público, que representan alrededor de 7.200 empleos.

Joan Proaño, vocero de Constructores Positivos, recalcó que la construcción directa genera entre el 8% y 10% del producto interno bruto (PIB) del país, y que si se agregan las actividades conexas como el sector de las industrias del acero, cemento, cerámica, madera, aluminio, vidrio, sanitarios, pintura y otros, así como también transportistas, ferreterías y demás, estas cifras se duplican. Además, genera medio millón de puestos de empleos directos, sin considerar actividades conexas; de estos, el 40% es empleo formal.

Mil obreros de construcción se reactivan en unos 30 proyectos en Ecuador

“La construcción es una actividad que con cada 40 m2 de construcción crea un puesto de trabajo durante 18 meses”, aseguró el vocero de Constructores Positivos, quien propuso alinear los esfuerzos del sector público y privado para construir viviendas asequibles y ciudades sostenibles; que la cuota de la vivienda propia sea cercana al pago de un arriendo; que el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi) genere campañas para impulsar la adquisición de vivienda propia; e impulsar tasas de interés subsidiado del 4,99% y entrada del 5%, además de agilizar los procesos de calificación de proyectos.

Entre los pedidos de los constructores también se incluye que haya el apoyo de los gobiernos autónomos descentralizados (GAD) en los diferentes proyectos que cree el sector, lograr que los trámites en el Biess se reduzcan a menos de 50 días, promover que el Biess sea banca de segundo piso en créditos hipotecarios.

En cuanto a los GAD, el gremio propone promover ordenanzas que motiven la construcción en la planificación de ciudades sostenibles y planificadas, reducir los trámites burocráticos por medio de automatización y transformación digital, crear ordenanzas que ayuden a reducir los costos.

Construcción pide a las autoridades reanudar actividades notariales en Ecuador

También se propone que más bancos privados participen en la oferta de créditos hipotecarios, con productos innovadores como los créditos verdes y que permitan reducir las cuotas.

En cuanto a la obra pública, proponen normativas para alianzas público-privada (APP), alianzas estratégicas y concesiones que promuevan la construcción de obra pública con recursos privados; y el cambio de la Ley de Contratación Pública, “para tener obras más eficientes y minimizar la corrupción”. (I)